Denny’s compra cadena de Orlando Keke’s Breakfast Cafe por $82.5 millones

·2  min de lectura
LARA HICKOX/Orlando Sentinel/TNS

Denny’s llegó a un acuerdo para comprar Keke’s Breakfast Cafe, una cadena de 52 restaurantes que comenzó en Orlando, por $82.5 millones.

Keke comenzó en 2006 cuando abrió como Florida Waffle Shop en Conroy Road, en Orlando.

El negocio cambió de nombre en 2010 después de que su solicitud de marca registrada fuera rechazada debido a que otro restaurante tenía un nombre similar, dijo el copropietario Kevin Mahen en ese momento. El de Keke proviene de una combinación de su nombre y el de su hermano y copropietario Keith Mahen.

Ahora, Keke’s, con sede en Orlando, ha crecido a 52 restaurantes, con 44 franquicias y ocho locales propios.

La cadena está abierta de 7 a.m. a 2:30 p.m. diariamente. Sus menús de desayuno y almuerzo incluyen elementos como waffles de banana split, tostadas francesas rellenas de arándanos y panini portabella a la parrilla.

Se espera que Keke’s opere independientemente de Denny’s con su propio liderazgo, según un informe de ganancias del martes de la empresa con sede en Spartanburg, Carolina del Sur, con más de 1,600 restaurantes.

Keke’s seguirá teniendo presencia en Orlando y los empleados dentro de sus funciones de aprendizaje y desarrollo, adquisiciones, cadena de suministro, mercadeo y operaciones permanecerán separados de Denny’s, según el portavoz de Denny’s, Pashen Black. Las empresas compartirán servicios financieros, de recursos humanos, legales, de desarrollo y de tecnología de la información.

No hay planes para reubicar a los empleados en este momento. El personal de Keke tendrá acceso a los beneficios de salud y jubilación de Denny’s, dijo Black.

Los hermanos Mahen “transferirán su papel como líderes y fundadores” al equipo y a Denny’s una vez que se cierre el trato, dijo Black. Se espera que el vicepresidente de operaciones de Keke, Nate Martin, permanezca.

“Keke’s es una marca de alto crecimiento que se alinea bien con nuestra competencia central al tiempo que nos brinda la oportunidad de participar en el segmento de restaurantes mañaneros de rápido crecimiento”, dijo el CEO de Denny’s, John Miller, en el comunicado de ganancias.

Denny’s también reveló el martes que Kelli Valade se convertiría en su próxima directora ejecutiva y presidenta, solo unas semanas después de que renunció a Red Lobster, con sede en Orlando, después de menos de un año en el cargo. Su renuncia fue efectiva el 15 de abril.

Se espera que Miller se jubile este agosto y el presidente de Denny’s, Mark Wolfinger, también se jubilará el 1 de junio. Valade tomará el mando de Denny’s el 13 de junio.

* Esta historia fue publicada en el Orlando Sentinel por el periodista Austin Fuller. La traducción fue realizada por la periodista Ginayra Alvarado Villegas. Puedes contactarla en galvarado@orlandosentinel.com.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.