Deneuve hace su gran regreso en Cannes un año y medio después de su ictus

Cannes (Francia), 10 jul (EFE).- El público la esperaba y ella no decepcionó. La actriz francesa Catherine Deneuve tuvo este sábado en el Festival de Cannes su gran regreso público un año después de haber sufrido un ictus por el que tuvo que ser hospitalizada.

La intérprete, de 77 años, recorrió la alfombra roja como protagonista de "De son vivant", un drama de la francesa Emmanuelle Bercot que se estrena fuera de competición y cuyo rodaje tuvo que ser interrumpido durante meses debido a ese incidente.

"Estoy muy bien", dijo a su llegada al Palacio de Festivales, apuntando a su canal de televisión oficial que le emocionaba que los cines hayan podido volver a abrir en Francia y que el certamen, anulado el año pasado debido a la pandemia, se haya celebrado.

Con el pelo suelto, vestido negro y una gran cadena dorada al cuello, Deneuve llegó acompañada del resto de protagonistas, entre ellos Cécile de France y Benoît Magimel.

La actriz, recibida con una ovación en la sala de proyección, es una habitual en Cannes, al que acudió por primera vez en 1964 con "Los paraguas de Cherburgo", de Jacques Demy, que ganó la Palma de Oro.

"Tristana" (1970), de Luis Buñuel; "Un conte de Noël" (2008), de Arnaud Desplechin, o "L'homme qu'on aimait trop" (2014), de André Téchiné, son algunas de las películas que ha presentado dentro o fuera de competición.

"Deneuve para mí representa Francia. Es una de las mejores actrices del mundo y una de las mujeres más libres, valientes y divertidas que conozco", dijo de ella la cantante y ex primera dama francesa Carla Bruni.

"De son vivant" protagonizó este sábado un pase de gala al que acudieron, como es habitual, el equipo de otros filmes en el certamen o en la Quincena de Realizadores y en la Semana de la Crítica, sus secciones paralelas e independientes.

La francesa Marion Cotillard, que inauguró Cannes el día 6 con "Annette", de Leos Carax, acaparó los flashes en calidad de productora del documental "Bigger than us", estrenado dentro de las Sesiones Especiales y con el foco puesto en la nueva generación de activistas contra el cambio climático u otras causas.

Adèle Exarchopoulos, que se pone en la piel de una azafata en "Rien à foutre", de Emmanuel Marre y Julie Lecoustre, seleccionada por la Semana, fue otra protagonista de la tarde, al igual que la actriz española Paz Vega.

También estuvo la actriz y cantante francesa Vanessa Paradis, protagonista de "Cette musique ne joue pour personne", dirigida por su marido, Samuel Benchetrit, y proyectada fuera de competición, en la nueva sección Cannes Première.

De ese mismo filme acudió igualmente Valeria Bruni-Tedeschi, hermana de Carla, y que este año está en Cannes por partida doble, al optar además a la Palma de Oro por "La fracture", de Catherine Corsini.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.