Demuestran que hay un 13 por ciento de malas prácticas en la medicina actual

Un 13.2 por ciento de las intervenciones médicas revisadas no sirven según el estudio.

El término ‘reversión médica’ se utiliza para explicar los hallazgos de nuevos experimentos que indican que las prácticas de medicina actuales son poco efectivas o totalmente equivocadas. La revista especializada, eLife, ha hecho saltar las alarmas después de revelar que en la actualidad hay casi 400 reversiones médicas, 396 para ser más exactos. Esto significa que existen casi un centenar de procedimientos que no sirven para mejorar o curar a los pacientes.

Esto se aplica tanto a medicamentos como a cirugías después de unas investigaciones que, según indica el estudio, cuentan con un control exhaustivo, un mejor diseño y unas muestras más cuantiosas. Se realizó un meta-análisis de 3,000 casos, de los que un 13.2 por ciento fueron reversiones médicas. Se trata de una cifra demasiado alta para unas situaciones tan delicadas.

La investigadora, Diana Herrera-Perez, del Knight Cancer Institute de la Universidad de Salud y Ciencia de Oregón, Portland, es la responsable de este impactante estudio.

“Nos hemos esforzado para lograr una lista elaborada y comprensible de médicos e investigadores para que descubran las mejores prácticas ya que se encargan de los pacientes de una manera mucho más efectiva y económica”, aseguró Herrera-Pérez.

Un médico sujeta un stent.

La investigación usó 3,000 pruebas publicadas en tres de las revistas científicas más prestigiosas durante los últimos 15 años: ‘The Journal of the American Medical Association’ (JAMA), ‘The Lancet’ y ‘The New England Journal of Medicine’ (NEJM). Un 92 por ciento se realizaron en países desarrollados y un ocho por ciento en naciones con renta per capita como China, India, Malasia, Ghana, Tanzania y Etiopía, tal y como indica ‘Medical News Today’.

Entre los descubrimientos más importantes, destaca uno realizado hace 10 años en el que se determinó que las intervenciones de estenosis no funcionaban en las arteria renal. El stent es un dispositivo consistente en una malla metálica en forma de tubo que se implanta en los vasos sanguíneos para corregir estrechamientos e impedir obstrucciones. También se recomendó que nos se para la enfermedades coronarias.

Gracias a este intensivo trabajo de más de una década, Herrera-Pérez y sus colaboradores determinaron que la mayoría de los reversos médicos fueron en el ámbito cardiovascular (un 20 por ciento), en la salud pública y medicina preventiva (12 por ciento), en cuidados intensivos (11 por ciento), concretamente en los que tenían que ver con medicamentos, procedimientos, vitaminas, suplementos, aparatos e intervenciones en sistemas.

Un médico sujeta un stent, práctica considerada hace 10 años como reversión médica.

A partir de estos resultados, son varios los apuntes que otro de los profesores involucrados en el estudio ofreció. El Dr Vinay Prasad, hematólogo y oncólogo indicó que una de las conclusiones fue la demostración de la importancia de realizar este tipo de tests a prácticas que están instauradas con el objetivo de controlar su eficiencia y mejorar las soluciones a los pacientes.

“En el momento en que se establecen las prácticas poco efectivas es difícil convencer a los profesionales médicos de que abandonen sus métodos. Si conseguimos hacer controles a los tratamientos más nuevos de manera rigurosa antes de que se extiendan podremos reducir el número de reversiones y evitar daños innecesarios a los pacientes”, argumentó Prasad.

Los hallazgos son preocupantes, pero más crítico aún es el hecho de que en la sociedad actual se extiendan prácticas incorrectas en los pacientes y que tenga que ser una universidad la que se esté encargando de detectar estas malas praxis en lugar de los departamentos de salud gubernamentales o internacionales. La medicina evoluciona a pasos agigantados y la necesidad de introducir soluciones en los hospitales es imperiosa, algo que en ocasiones podría precipitar intervenciones que no sirven para conseguir el resultado deseado.