Con muchas demoras, Colombia y Venezuela recibieron las primeras vacunas

Daniel Lozano
·4  min de lectura
El presidente de Colombia, Iván Duque, en la llegada del primer lote de vacunas contra el covid-19.
MinSaludCOL

CARACAS.– Colombia recibió hoy el primer lote de 50.000 vacunas Pfizer, llegadas desde Bélgica en medio de la expectativa nacional y sólo 48 horas después de que aterrizaran en Caracas 100.000 dosis de la rusa Sputnik V. De esta forma, los dos países más al norte de América del Sur se sumaron con demoras y polémicas a la carrera de la vacunación, aunque al final se adelantaron a Uruguay y Paraguay.

“¡Tremenda noticia Venezuela! Tenemos las primeras 100.000 dosis en nuestro país. Esto es sin duda una gran alegría para todos y todas, en medio de esta intensa batalla que estamos dando contra el coronavirus. Pronto iniciaremos la vacunación masiva”, festejó Nicolás Maduro tras varios meses apostando por los remedios mágicos contra el coronavirus, ya fueran las “goticas milagrosas” del beato José Gregorio Hernández o el té de malojillo.

Las primeras vacunas llegaron por fin, pero lo hicieron entre denuncias de corrupción y clientelismo y pese a las dudas existentes sobre la capacidad de un sistema de salud colapsado para llevar adelante la campaña de vacunación.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“¿Dónde están las otras 9.900.00 de vacunas que dijeron que compraron?”, preguntó el líder opositor Juan Guaidó, críticas con las que se suma a las denuncias previas de organizaciones y diputados del Parlamento legítimo de 2015 tras declarar el propio jefe chavista que los primeros beneficiados serán médicos y maestros, pero también militantes del Movimiento Somos Venezuela, “para que luego ellos vayan casa por casa en busca de las víctimas del bloqueo y de las sanciones”.

En un primer momento Venezuela fue excluida de la iniciativa Covax de la Organización Mundial de la Salud (OMS), por la deuda de 11 millones de dólares acumulada por el gobierno bolivariano. De esta cifra depende la adquisición de más de dos millones de vacunas.

Avances

El gobierno bolivariano insistió hoy en que ha avanzado en sus negociaciones con la ONU y la OMS, tras conocerse el viernes los primeros pasos para una “estrategia conjunta entre todos”, según el prestigioso infectólogo Julio Castro, al quedar constituida la Mesa Nacional para el Acceso a la Estrategia Covax, con distintos actores incluidas las academias y las sociedades médicas.

Erdogan choca con EE.UU. e inicia una embestida contra los kurdos

El sistema de vacunación en Venezuela, el menos eficiente y el de menor cobertura en América Latina, lleva varios años en pleno naufragio, lo que ha provocado el regreso de enfermedades ya olvidadas. “No hay cobertura de rotavirus (el virus que causa la gastroenteritis), influenza o neumococo. Para la difteria y hepatitis es del 35% y la triple viral (sarampión, rubeola y parotiditis) tiene 13% de cobertura. Ahora nos agarra el tema global de la vacuna covid y Maduro improvisando”, constató para LA NACION el diputado y médico José Manuel Olivares.

Objeciones

La presidencia encargada ha propuesto emplear el dinero “a resguardo en Estados Unidos para que Maduro no lo robe, y con ello que lleguen las vacunas del mecanismo Covax. Nuestra única condición es que no se politice, que el único registro sea la cédula de identidad y no el carnet de la patria. Y queremos que también se cumplan con los estándares académicos para que las vacunas lleguen primero a los más vulnerables, como en todo el mundo: personal de salud, mayores de 60 años”, precisó el diputado.

En el país vecino la primera tanda de vacunas, enviadas desde Miami, fue recibida entre el alboroto de algunos y las críticas de la oposición por la tardanza. “¡Yo me vacuno! Un momento para la Historia”, celebró Fernando Ruiz, ministro de Salud, tras publicar una selfie en el aeropuerto en la que aparece con el presidente, Iván Duque, y otro dirigentes, además del personal de DHL.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“No es momento para diferencias. Desde el año pasado trabajamos en el Plan Nacional de Vacunación, comenzaremos el plan de aplicación de los biológicos a quienes tienen más riesgo”, concretó Duque. Las principales dudas que se esgrimen contra su administración giran en torno a la capacidad del Estado para mantener las compras de las dosis que requieren la vacunación masiva.

Frente al oscurantismo habitual en Caracas, la administración colombiana iniciará pasado mañana la vacunación con una enfermera de Urgencias del Instituto Nacional de Cancerología, uno de los siete hospitales beneficiados en este primer despliegue. El plan contempla el aumento progresivo en la aplicación de las dosis hasta superar las 100.000 diarias, con el objetivo puesto en acabar el año con 35 millones de vacunados. Colombia tiene 2900 puntos de vacunación y casi 8000 vacunadores.