Demoran elección de poder compartido en Irlanda del Norte

LONDRES (AP) — El gobierno británico informó el viernes que se han aplazado hasta enero las elecciones en Irlanda del Norte para restaurar el gobierno regional de poder compartido debido a los problemas de realizarlas durante la temporada navideña.

La semana pasada colapsaron las gestiones para poner fin al impasse en la elaboración de normas de comercio post Brexit para Irlanda del Norte, lo que obliga legalmente a Londres a convocar a nuevas elecciones a la Asamblea (Parlamento) regional. A pesar de las expectativas de que las elecciones se realizarían a fines de diciembre, el secretario para Irlanda del Norte, Chris Heaton-Harris, se negó a confirmar una fecha durante las conversaciones con los mandatarios locales la semana pasada.

“He escuchado sus inquietudes sinceras sobre el impacto y el costo de una elección en este momento”, escribió Heaton-Harris en un comunicado. “Ahora puedo confirmar que no se realizará una elección a la Asamblea en diciembre ni antes de la temporada festiva”.

Heaton-Harris observó que la ley vigente obliga a realizar los comicios antes del 20 de enero, pero no dio una fecha.

Irlanda del Norte carece de un gobierno en pleno funcionamiento desde febrero debido a una disputa en torno a las disposiciones para el divorcio británico de la Unión Europea, que requieren controles aduaneros para ciertos productos enviados a la región desde otras partes de Reino Unido. Estas disposiciones eran necesarias para permitir el libre tránsito de bienes entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda —la única frontera terrestre entre Reino Unido y la UE— y que funcione el proceso de paz que puso fin a tres décadas de violencia.

La solución de la disputa ha sido uno de los aspectos más difíciles del Brexit, porque divide a los dos partidos mayoritarios de Irlanda del Norte, obligados a compartir el poder bajo el Acuerdo del Viernes Santo de 1998.

El Partido Demócrata Unionista (DUP, por sus siglas en inglés) se niega a participar del poder ejecutivo compartido desde febrero porque cree que las normas de comercio post Brexit discriminan a Irlanda del Norte con respecto a otras partes de Reino Unido, lo que socava los lazos tradicionales de la región con Gran Bretaña.

Las elecciones de mayo pasado profundizaron la división porque Sinn Fein, partidario de estrechar relaciones con la República de Irlanda, superó en votos al DUP para obtener por primera vez la mayoría en la Asamblea norirlandesa. Sinn Fein dice que el DUP atenta contra la democracia al bloquear la formación de un nuevo gobierno.