Demora de la vacuna contra el COVID-19 de J&J no impactará en el plan de vacunación: Casa Blanca

·2  min de lectura
Foto del martes de gente arribando al centro de vacunación Javits Center en Manhattan

WASHINGTON, 13 abr (Reuters) - La pausa en el despliegue de la vacuna de Johnson & Johnson para el COVID-19 no retrasará los esfuerzos de inmunización de Estados Unidos, dijo el martes un funcionario de la Casa Blanca, y agregó que el gobierno trabaja para reprogramar vacunaciones con los productos de Pfizer y Moderna.

"Este anuncio no tendrá un impacto significativo en nuestro plan de vacunación", dijo el coordinador de respuesta COVID-19 de la Casa Blanca, Jeff Zients, en un comunicado.

Agregó que el gobierno está en camino de continuar administrando 3 millones de vacunas por día y cumplir con la meta del presidente Joe Biden de 200 millones de vacunas para su día número 100 en el cargo.

Zients dijo que la pausa se anunció "por precaución" y que Estados Unidos ha asegurado suficientes dosis de Pfizer y Moderna para 300 millones de estadounidenses.

La Administración de Alimentos y Medicamentos y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos dijeron el martes que estaban pausando el uso de la vacuna de J&J después de que seis receptores en los Estados Unidos, de más de 6,8 millones, desarrollaron un trastorno raro que involucra coágulos de sangre.

La pausa en la administración de la vacuna de J&J no afecta las otras dos vacunas COVID-19 aprobadas en los Estados Unidos hechas por Pfizer Inc y Moderna Inc, pero podría afectar las percepciones del público en un momento crítico, ya que la Administración Biden se apresura a vacunar al público, incluso cuando al menos una variante se ha afianzado.

Los funcionarios de salud de Estados Unidos ya habían estado lidiando con retrasos en la producción de la vacuna de J&J luego de problemas con la planta de su socio de fabricación Emergent BioSolutions Inc. en Baltimore.

La compañía ha dicho que planea tener suficientes de las otras dos vacunas para satisfacer la demanda de Estados Unidos a fines de mayo.

Sin embargo, la versión J&J de un solo uso se consideró un aporte importante para llevar la vacuna a poblaciones más difíciles de alcanzar, ya que no requiere almacenamiento en frío ni una segunda cita.

"Esto definitivamente va a causar un efecto dominó", dijo a CNBC en una entrevista la Dra. Kavita Patel, una médica de atención primaria que se desempeñó como directora de políticas de salud en la Casa Blanca del expresidente Barack Obama. Además del impacto en la salud pública, el esfuerzo de vacunación también es clave para reactivar la economía de la nación.

(Por Susan Heavey y Andrea Shalal; Editado en español por Juana Casas)