Podrían demoler hotel histórico de Miami Beach tras reporte que indica ‘daños estructurales’

·5  min de lectura

El histórico hotel de Miami Beach donde una vez tocaron los Beatles pudiera ser demolido. El gobierno municipal de Miami Beach estudia esa posibilidad después que un informe de ingeniería sobre el Deauville Beach Resort determinó que la propiedad ha sufrido “daños estructurales sustanciales”.

En un memorando del 7 de enero, la administradora municipal Alina Hudak escribió que el encargado de las construcciones de la ciudad emitiría una orden de demolición del hotel, en 6701 de Collins Avenue si podía verificar las conclusiones del reporte de ingeniería, que fue encargado por los propietarios del hotel como parte de una solicitud de demolición presentada el mes pasado. La funcionaria de Construcción Ana Salgueiro inspeccionará la propiedad el viernes y tomará una decisión, dijo una portavoz de la ciudad.

El reporte de ingeniería sugiere la demolición del hotel de 15 pisos antes del comienzo de la temporada de huracanes de 2022, en junio.

“Desafortunadamente, el encargado de Construcción ha identificado que los daños en el Deauville son significativos y sustanciales”, escribió Hudak en el memorando. “En el caso que las condiciones descritas en el reporte sean verificadas por el Departamento de Construcción en la inspección del 14 de enero de 2022, entonces es probable una orden de demolición por parte del encargado de Construcción debido al importante daño estructural descrito en el reporte”.

El hotel, construido en 1957 y designado histórico en 2004, cerró en 2017 después que un incendio eléctrico y el huracán Irma dañaran el edificio. En los años transcurridos, la propiedad ha acumulado $1.7 millones en multas por no cumplir las directivas de la ciudad para adecuar el edificio al código, según la ciudad.

La ciudad demandó a los propietarios del hotel, Deauville Associates, LLC, en 2019 por no mantener el edificio y solicitó que un juez nombrara a un administrador judicial para que se hiciera cargo de las tareas de administración. El juez del caso, el magistrado Michael Hanzman, también supervisa la demanda colectiva relacionada con el colapso de las Champlain Towers South en Surfside.

En octubre, Hanzman ordenó que el propietario del hotel, Deauville Associates LLC, presentara una solicitud de demolición total a la ciudad y que esta tramitara la solicitud “rápidamente”. Belinda Meruelo figura como gerente de la entidad en los registros corporativos.

El alcalde Dan Gelber dijo que es obvio que los propietarios del Deauville tenían la intención de dejar que la propiedad se deteriorara para poder demolerla. Dijo que la ciudad ha hecho todo lo posible para impedirlo.

“Nadie quería este resultado”, dijo. “Nuestro Departamento Jurídico ha estado en litigios con los propietarios durante años”.

Un abogado de Deauville Associates, José Chanfrau, dijo en un comunicado el lunes que los propietarios también trataron de evitar “esta desafortunada situación”.

En el pasado, los propietarios han señalado que la falta de dinero puede ser un impedimento para la rápida renovación del hotel.

Chanfrau dijo que sus clientes siguen pensando en reabrir el Deauville.

“El hotel hizo todo lo posible para evitar esta desafortunada situación y, en caso que el Deauville sea demolido, será reconstruido y reabierto a lo grande”, escribió. “Los propietarios del Deauville están trabajando en los planes que presentarán a la ciudad de Miami Beach para obtener las aprobaciones necesarias lo antes posible”.

Presionan para salvar el edificio

La noticia de la posible demolición frustró a los conservacionistas de la ciudad y a algunos vecinos, que expresaron su indignación en las redes sociales y en correos electrónicos a los líderes de la ciudad.

Elizabeth Latone, residente de North Beach, que puede ver el Deauville desde su apartamento en un edificio cercano, le dijo al Miami Herald que se mudó al vecindario porque formaba parte de un distrito histórico. Ver cómo se deteriora el Deauville ha sido triste, dijo, pero no le gustaría que lo demolieran por completo cuando puede haber zonas del edificio que podrían salvarse.

“Creo que se pueden salvar muchas cosas”, dijo. “Realmente lo creo. Paso por delante todos los días”.

Tanya Bhatt, miembro de la Junta de Planificación de Miami Beach, se mostró sorprendida por la repentina presión para demoler rápidamente el Deauville, unos 5 años después que la ciudad se diera cuenta que sus propietarios estaban descuidando el hotel. En un correo electrónico a los comisionados de la ciudad, dijo que era como ver un “choque de trenes a cámara lenta”.

Bhatt y otros vecinos han abogado por conservar el Deauville. Su hija, Julia Bhatt, grabó una versión en guitarra de la canción Help, de los Beatles, en el exterior del hotel como parte de una campaña organizada por la Miami Design Preservation League. Los Beatles grabaron su actuación de 1964 en “The Ed Sullivan Show” en el Deauville.

“Parece que durante años no se han hecho suficientes esfuerzos para proteger este edificio con una historia irremplazable, detalles arquitectónicos icónicos y un impacto económico significativo para la comunidad circundante”, escribió Tanya Bhatt en su correo electrónico. “No es demasiado tarde para corregir los errores, pero debe hacerse ahora”.

Normalmente se requiere un voto de la Junta de Preservación Histórica antes de la demolición de un edificio en un distrito histórico, pero hay una excepción para las órdenes del encargado de Construcción “cuando la emisión de tal permiso de forma inmediata es necesaria para la salud o la seguridad pública o para evitar daños a la vida, la integridad física o la propiedad”.

En los casos en los que la Junta no se pronuncie sobre una solicitud de demolición, el código de la ciudad establece la “presunción” de que el edificio demolido solo puede ser sustituido por un nuevo edificio que tenga la misma altura, volumen y metros cuadrados que la estructura anterior. La Junta de Conservación puede aumentar los metros cuadrados “cuando sea apropiado”, aunque no superar los límites máximos establecidos en el código de la ciudad.

La posible demolición se debata en una reunión ordinaria de la Junta de Preservación Histórica el martes.

El presidente de la Junta, Jack Finglass, que dejará la junta después de la reunión del martes debido a los límites de su mandato, dijo que estaba decepcionado de que la ciudad estuviera considerando la demolición y relató cómo varios vecinos preocupados se pusieron en contacto con él después de ver el memorando del viernes por la noche.

“Estoy desolado de que el proceso haya llegado a esta aparente conclusión”, dijo. “No creo haber escuchado nunca tal avalancha de angustia por parte de los ciudadanos”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.