‘La democracia es algo muy frágil’, opina sobreviviente del Holocausto en el lanzamiento de nueva exposición

·4  min de lectura

Una mujer que sobrevivió al Holocausto en el que murieron 15 miembros de la familia, incluido su padre, dio la bienvenida a una nueva galería permanente "muy impresionante" y "conmovedora" en el Museo Imperial de la Guerra.

Eva Clarke, de 76 años, nació en el campo de concentración de Mauthausen en Austria el 29 de abril de 1945, menos de una semana antes de su liberación. Su madre pesaba solo cinco piedras en ese momento.

Su certificado de nacimiento se exhibe por primera vez en una de las dos nuevas galerías dedicadas a la Segunda Guerra Mundial y el Holocausto, que se inaugurará este mes en el Museo Imperial de la Guerra.

El proyecto de 30.7 millones de libras esterlinas verá ambas exposiciones que abarcan dos pisos y presenta más de 3500 artículos e historias personales de más de 80 países, incluida la de Clarke.

"De hecho, me sentí muy emocionada, solo al verlo en un lugar oficial que se exhibía", expresó en el museo. "Llevé a mi madre a una exposición anterior sobre el Holocausto y ella quedó muy impresionada con eso, pero estaría muy contenta de saber que su historia se cuenta en esta nueva exposición".

Como los únicos supervivientes de su familia, Clarke y su madre, Anka Kaudrová, emigraron de Praga a Cardiff en 1948 tras el final del Holocausto y la Segunda Guerra Mundial. Clarke se casó en 1968, tuvo dos hijos y ahora vive en Cambridge con su esposo, un profesor jubilado de la Universidad de Cambridge.

Clarke se ha dedicado a la educación sobre el Holocausto durante los últimos 20 años y transmite la importancia de exposiciones como esta.

“Son muy importantes para informar a la gente de lo que sucedió en el pasado, lo que debemos tratar de evitar en el futuro y hacer que la historia cobre vida porque tanta gente murió, sufrió, peleó, sobrevivió y es muy importante ver qué puede suceder cuando se rompe el estado de derecho".

Leer más: Fuerzas de Tigray denuncian ofensiva militar de Etiopía

Añadió: “Siempre les digo a los estudiantes: la democracia es algo muy frágil. Puede desaparecer antes de que te des cuenta… es tan importante que no nos apoderen dictaduras, y es muy preocupante lo que está pasando en el mundo en este momento, no quiero ser específica, pero lo es.”

Hablando de las lecciones del Holocausto, explicó que es “lo que puede suceder si las dictaduras toman el poder, lo que puede suceder si un grupo de la sociedad es condenado al ostracismo, demonizado y deshumanizado; entonces, el resultado final es el genocidio. Es la conclusión horrenda pero lógica del racismo y el prejuicio".

"La razón por la que hablo es para contrarrestar el racismo y los prejuicios, cualquier forma de ellos", sostuvo. “Porque existe, siempre ha existido, pero siempre tenemos que luchar contra eso.”

“Mi madre tenía un buen sentido del humor y, a veces, cuando escuchaba cosas deprimentes en las noticias, me decía '¿crees que tiene sentido que hables en las escuelas?' y '¿tienes alguna influencia?' y yo decía 'No sé', pero le expresé, no es una razón para no intentarlo y todos tenemos una responsabilidad”.

Diane Lees, directora general del museo, dijo en un comunicado: “La Segunda Guerra Mundial y el Holocausto pronto desaparecerán de la memoria viva, dejándonos sin testimonio de primera mano de veteranos, testigos presenciales y sobrevivientes. Las nuevas galerías de IWM, que llevan casi seis años en desarrollo, preservarán sus historias y se asegurarán de que el mundo nunca olvide lo que experimentaron".

Ambas exposiciones inmersivas cuentan sus respectivas historias cronológicamente, explorando su escala global e impactos. Presentan elementos interactivos, artefactos intrincados y cientos de fotos y escritos de personas tanto del Holocausto como de la Segunda Guerra Mundial, de una manera que amplifica las voces y perspectivas de las víctimas.

James Bulgin, jefe de contenido de la galería del Holocausto, declaró: “Queríamos intentar transmitir los eventos, no exclusivamente desde la perspectiva del hombre que aparece al final del jardín de alguien, sino desde la persona que mira por la ventana de la cocina y ve alguien acercándose a su casa. Constantemente buscamos diferentes formas de alentar a la gente a pensar en algo que se experimentó en lugar de algo que se le hizo a la gente".

Añadió: “Ha habido una tendencia a usar el Holocausto como una advertencia de la historia de que debemos ser conscientes de estos eventos porque es algo que se puede hacer a usted, a su familia o a las personas que le importan. Pero, con lo que queremos que todos se involucren es con la realidad es que también son personas como nosotros las que lo hicieron y que tienen la capacidad de mirarnos a nosotros mismos y ser siempre conscientes de quiénes somos y de lo que hemos demostrado ser capaces.”

“Lo más peligroso es pensar que esto es algo que hicieron diferentes personas en diferentes tiempos y lugares. Eran, en muchos aspectos, muy similares a la mayoría de nosotros y ese es un hecho realmente inquietante con el que realmente quiero que la gente se involucre”.

Las galerías del Holocausto y la Segunda Guerra Mundial se abrirán al público el 20 de octubre y seguirán siendo instalaciones permanentes en el Museo Imperial de la Guerra.

Relacionados

Papa honrará a víctimas del Holocausto en Eslovaquia

Corte de Alemania juzga a exguardia de campo nazi de 100 años

Afganistán: Bomba en mezquita deja varios civiles muertos

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.