Demings se postulará contra Rubio para escaño en Senado

·2  min de lectura
La representante demócrata por Florida Val Demings en el Congreso en Washington el 29 de julio del 2020. (Mandel Ngan/Pool via AP)

WASHINGTON (AP) — La representante Val Demings piensa postularse contra el republicano Marco Rubio por su escaño senatorial por Florida en las elecciones del 2022, dando impulso a los demócratas en lo que se avizora como una reñida competencia que podría decidir el control del Senado, informaron dos fuentes enteradas de dichos planes.

La decisión pone fin a crecientes conjeturas sobre el futuro político de la legisladora. Demings pensaba postularse a gobernadora de Florida, pero enfrentaría una dura primaria contra el representante Charlie Crist, quien ya anunció su postulación para ese puesto. Al poner la mira en el Senado, Demings podría encabezar la lista de candidatos demócratas y beneficiarse de la red de ese partido a nivel nacional para recaudar fondos.

Demings, de 64 años, fue elegida por primera vez el Congreso en representación de un distrito cercano a Orlando. Desde entonces su perfil ha ascendido: fue la directora del primer juicio político contra el entonces presidente Donald Trump y la consideraron para compañera de fórmula del actual mandatario Joe Biden. Al haber sido la primera mujer jefa de la policía de Orlando, es una buena candidata para los demócratas, que valoran su experiencia como mujer de raza negra que tiene pasado en las fuerzas del orden.

La publicación Politico fue la primera en reportar los planes de Demings.

Si bien la candidatura de Demings será noticia, Rubio sigue siendo un difícil rival. Fue elegido durante la ola de apoyo al movimiento derechista “Tea Party” en el 2010 y reelegido por amplia diferencia en el 2016. Florida en los últimos tiempos se ha vuelto más republicano. Barack Obama ganó allí tanto en el 2008 como en el 2012, pero el estado se volcó por Trump en el 2016. Trump ganó allí también el año pasado, con ventaja de 3 puntos porcentuales y con el apoyo de algunos hispanos, que dominan la política en el sur del estado.

Además, el pasado de Demings como jefa policial podría ser más bien una desventaja entre el ala izquierdista del Partido Demócrata que desconfía de las fuerzas de seguridad.

Demings fue jefa policial durante tres años y medio en un departamento que ha sido blanco de denuncias de fuerza excesiva y pedidos de mayor transparencia, incluso desde antes de que Demings ocupara el cargo.

___

La corresponsal Alexandra Jaffe contribuyó a esta nota.