Demandan a propietario por amenazar a inquilinos latinos en Massachusetts

Agencia EFE
·3  min de lectura

Nueva York, 18 mar (EFE News).- La fiscalía general de Massachusetts demandó a un propietario de apartamentos por presuntamente "intimidar, acosar y amenazar" a sus inquilinos latinos con denunciarlos al Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) para evitar que revelaran las condiciones peligrosas e insalubres en sus viviendas.

De acuerdo con la demanda de la fiscal general Maura Healey, presentada el miércoles, el propietario de los apartamentos en la ciudad de Lynn, She Ling Wang, violó la Ley de Derechos Civiles de Massachusetts y leyes estatales de vivienda justa y protección al consumidor cuando amenazó verbal y físicamente a sus inquilinos latinos.

Las condiciones en los apartamentos incluían infestación de plagas, paredes y techos dañados, filtraciones severas, ventanas rotas, detectores de humo que no funcionan y electrodomésticos inoperables, señala un comunicado de la fiscalía.

Indica además que en la querella reclaman que Wang entraba sin autorización a los apartamentos y cuando sus inquilinos se quejaban presuntamente les profería epítetos degradantes, y les recordaba que era su propiedad y que podía hacer lo que quisiera.

También que en julio de 2020, luego de que dos inquilinos retuvieron el alquiler después de que una filtración continua en el techo dañara su colchón y causara daños a otras partes de la propiedad, Wang presuntamente amenazó físicamente a una inquilina y con llamar al ICE y deportar a su familia.

Días después, Wang entregó a los inquilinos un aviso en que les daba 14 días para mudarse, en violación a la moratoria de desalojos por la covid-19 del estado, indica el comunicado.

Tras el incidente los inquilinos latinos presentaron una querella oficial por las condiciones en su vivienda ante el Departamento de Servicios de Inspección de la ciudad de Lynn, que luego de inspeccionar el inmueble emitieron una notificación de infracción a Wang.

Al conocer de la denuncia Wang supuestamente les aseguró que tenía formas para sacarlos de allí, y no mucho tiempo después agentes del ICE llegaron al edificio y arrestaron a uno de los inquilinos, señala la fiscalía.

El inquilino fue liberado de la custodia del ICE, pero la intimidación y las amenazas continuaron, incluidos mensajes de texto que incluían fotos de artículos sobre el arresto con el nombre del inquilino subrayado y el texto "El juego terminó, respete la ley y hable con su abogado", de acuerdo con la fiscalía, que cita en la demanda otros casos de inquilinos a los que presuntamente violó sus derechos y amenazó con acusarlos ante la agencia federal.

Una inquilina se mudó tras ser amenazada. De acuerdo con la fiscalía, Wang tiene un historial de amenazas y acoso a sus inquilinos.

La fiscalía presentó una moción al tribunal pidiendo que ordene a Wang que no se comunique con ninguno de los inquilinos que menciona en el documento ni con sus familias, y mantener distancia física razonable de ellos, sus lugares de trabajo y sus residencias a menos que esté haciendo las reparaciones necesarias en sus apartamentos.

También pide al tribunal que le prohíba agredir, amenazar o intimidar a inquilinos actuales, anteriores o futuros, o causar daños a su propiedad y entrar sin permiso a sus hogares.

La demanda busca sanciones civiles y restitución para los inquilinos perjudicados.

(c) Agencia EFE