Denuncian que ICE deporta a inmigrantes para encubrir escándalo de cirugías

Agencia EFE
·2  min de lectura

Atlanta (GA), 6 nov (EFE News).- Autoridades de inmigración están “encubriendo” el escándalo en el Centro de detención de Irwin, en Georgia, al deportar a las mujeres presas que han denunciado haber sido sometidas a cirugías ginecológicas innecesarias, advirtieron este viernes abogados y activistas.

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) ha deportado a por lo menos seis inmigrantes y tiene previsto expulsar en los próximos días a otras ocho, dijo a Efe el abogado de inmigración Andrew Free, que está trabajando en conjunto con una decena de expertos legales y organizaciones para investigar los casos de abusos de mujeres en Irwin.

“En vez de cooperar en la investigación, el ICE está deportándolas, sin permitirles la oportunidad de que puedan hablar sobre sus casos. Está encubriendo lo sucedido”, alertó Free, quien dijo que han identificado a más 50 mujeres que aseguran haber sido afectadas por el escándalo en esa prisión para indocumentados en el sur de Georgia, que es objeto de una investigación del Congreso.

“Hemos descubierto un patrón perturbador de abusos y maltratos a mujeres en Irwin”, declaró el abogado al señalar que en la mayoría de los casos las presas fueron sometidas a cirugías innecesarias por parte del médico Mahendra Amin, un especialista en obstetricia y ginecología en Douglas, Georgia, que trabajaban esa cárcel.

Free indicó que en la investigación participa un grupo de una decena de abogados y organizaciones, entre ellas la Alianza Latina pro Derechos Humanos de Georgia (GLAHR), el Southern Poverty Law Center y Project South.

El escándalo en la prisión de Irwin, operada por la corporación penitenciaria privada LaSalle Corrections, estalló en septiembre pasado luego de que grupos defensores de los derechos humanos, entre ellos Project South, presentaran una queja formal ante la Oficina del Inspector General del Departamento de Seguridad Nacional.

En la denuncia, basada principalmente en el testimonio de Dawn Wooten, una enfermera que trabajó en esa cárcel, los activistas sonaron la voz de alarma de que en el centro de detención se estaban practicando cirugías ginecológicas “innecesarias” y sin consentimiento de las pacientes.

Esta semana, el congresista por Georgia Hank Johnson alertó sobre el caso de la inmigrante mexicana Ana Cajigal Adan, una de las mujeres afectadas y a quien el ICE tenía previsto deportar en estos días antes de que pueda testificar sobre su calvario en Irwin, de acuerdo con el medio Vice.

"Es vergonzoso que el ICE esté tratando activamente de borrar la evidencia de violaciones de derechos humanos y deshacerse de sobrevivientes y testigos, en lugar de ayudar en la investigación. El Congreso debe investigar y poner fin a esta injusticia", dijo por su parte a Efe Azadeh N. Shahshahani, directora legal de Project South.

Un portavoz del ICE en Atlanta indicó este viernes a Efe que la agencia no comentará más sobre las denuncias pues hay una investigación en curso.

Las autoridades de inmigración dijeron anteriormente que tienen “la intención de cooperar plenamente con cualquier investigación”.

(c) Agencia EFE