Demandan en España espacios para bicicletas y peatones

* Teresa Ribera insta a municipios a liberar las calles de automóviles

Madrid, 28 Abr (Notimex).- Teresa Ribera, la vicepresidenta Cuarta y ministra para la Transición y el Reto Demográfico, propuso a los municipios y provincias ceder las calles a las bicicletas y los peatones, ante la eventual salida de la contingencia sanitaria.

La propuesta fue enviada a la Federación Española de Municipios y Provincias, y en ella la ministra menciona que “la bicicleta es un vehículo válido para los desplazamientos autorizados y no una simple herramienta de ocio”.

A través de una carta, Teresa Ribera solicita, a través de la Federación Española de Municipios y Provincias, “a las ciudades de más de 5.000 habitantes potenciar el empleo de la bicicleta como alternativa de transporte limpio y sostenible, para la salida gradual de la crisis sanitaria provocada por la COVID-19”.

Las recomendaciones se producen un día después de que el ministro de Transportes y Movilidad, José Luis Ábalos, declarara que “el automóvil privado no es una solución sostenible en el futuro, pero sí una opción en este paréntesis y circunstancias”, un mensaje contradictorio con lo defendido anteriormente por el Gobierno, que fue acremente criticado por especialistas y los movimientos ecologistas.

Ante ello, Ribera decidió pasar a las entidades locales, que tienen la mayor parte de las competencias en la materia, una serie de propuestas para favorecer el uso de la bicicleta y facilitar el tránsito de las personas a pie.

La medida más destacada consiste en priorizar a peatones y ciclistas frente a los vehículos motorizados, por lo cual pide a las ciudades implantar infraestructuras provisionales “de bajo costo” para ampliar zonas peatonales y ciclistas, que pueden incluir la reserva del carril derecho en grandes arterias para la bicicleta o la reducción de la velocidad en la ciudad, una medida en la que ya trabaja la Dirección General de Tráfico.

Además, insta a impulsar la reapertura de los servicios de bicicleta compartida pública, como hizo recientemente el Ayuntamiento de Madrid, y que se facilite la intermodalidad en los transportes colectivos, como el Metro y Cercanías, reduciendo las restricciones a subir la bicicleta en los mismos, facilitando la integración tarifaria de los sistemas de préstamo de bicis con tarjetas de transporte colectivo.

Entre las demandas habituales de los usuarios de bicicletas figura el contar con estacionamientos seguros, por lo que Ribera pidió a las ciudades promover estos espacios en centros de trabajo, estaciones de autobuses y puntos estratégicos.

Además, solicita establecer corredores en zonas periurbanas que comuniquen polígonos, municipios vecinos o campus universitarios con los centros de las ciudades.

Por último, para normalizar el uso de la bicicleta más allá de un medio de transporte para el ocio, la vicepresidenta Cuarta apunta a la necesidad de realizar campañas de difusión que ayuden a difundir esta práctica.

Con estas medidas, adoptadas ya por ciudades como Berlín, Milán, París, Bogotá, y más recientemente Barcelona, el Gobierno quiere contribuir a descongestionar el transporte público para que los usuarios puedan mantener la distancia de seguridad y evitando el uso masivo de automóviles particulares, que agravaría los problemas de calidad del aire urbano.

-Fin de nota-

NTX/MADA/AEG