Nueva demanda en EE.UU. contra el plan "Permanecer en México" de Trump

Agencia EFE
·2  min de lectura

Los Ángeles (EE.UU.), 28 oct. (EFE).- Varios grupos en defensa de los derechos de solicitantes de asilo presentaron este miércoles una demanda en una corte de California (EE.UU.) contra el plan "Permanecer en México" impulsado por el Gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump.

El programa, conocido oficialmente como Protocolos de Protección al Migrante (MPP, en su siglas en inglés), requiere que la mayoría de los solicitantes de asilo de países latinoamericanos esperen en México mientras avanzan sus casos de inmigración en Estados Unidos.

La demanda, que pretende convertirse en una querella colectiva, se presentó este miércoles por la mañana en el Tribunal del Distrito Central de California.

"Por su diseño, el programa 'Permanecer en México' despoja a los solicitantes de asilo de la capacidad, el poder y la información crítica que necesitan para buscar asilo de manera efectiva en EE.UU. Los solicitantes de asilo tienen una oportunidad de presentar su caso, a menudo con consecuencias de vida o muerte", señaló Michael Hopkins, director ejecutivo de Jewish Family Service, una de las organizaciones demandantes.

Otra de las cabezas visibles de este nuevo desafío legal es Margaret Cargioli, abogada gerente del Programa de Iniciativas Transfronterizas del Centro Legal de Defensores de Inmigrantes, que señaló que el plan "interfiere con los derechos de los solicitantes de asilo".

"Obligar a hombres, mujeres y niños a residir en ciudades fronterizas mexicanas notoriamente peligrosas ha agotado los fundamentos morales y legales de la ley de asilo de Estados Unidos", subrayó.

Esta demanda legal se suma a otra que está camino de ser valorada por el Tribunal Supremo del país, de mayoría conservadora.

De hecho, la Unión de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) considera que "el programa de devolución de demandantes de asilo no cumple con las obligaciones adquiridas por EE.UU." en materia de migración y asilo.

Entre esos deberes se halla la de no enviar personas a países donde podrían ser perseguidas, algo que los demandantes aseguran que ocurre en México, donde los solicitantes de asilo pueden ser víctimas de redes de tráfico de humanos o secuestradas para exigir un rescate.

La organización American Inmigration Council calcula que cerca de 60.000 personas que buscaban asilo en EE.UU. han sido devueltas a México en el marco de este programa, y que solo se ha concedido asilo a 263.

Desde el inicio de su aplicación, se ha informado de al menos 816 casos de asesinato, torturas, violación, secuestro y otros ataques contra las personas acogidas a este programa, mientras esperaban en México la resolución de sus expedientes migratorios en EE.UU., denunció el grupo.

En Gobiernos anteriores, tanto republicanos como demócratas, el límite de refugiados generalmente excedía los 70.000 al año, pero tras ir reduciendo la cifra año tras año, el Gobierno de Trump ha fijado en 15.000 los que se acepten en 2021, la más baja desde que entró en vigor en 1980 la ley que regula este amparo.

(c) Agencia EFE