Demanda busca frenar nueva ley electoral de Florida que “discrimina racialmente” contra “votantes negros y morenos”

·6  min de lectura

Una demanda intenta frenar la recién firmada Ley 90 de Florida que impone límites al voto por correo y penaliza actividades como entregar agua a votantes en fila.

La acción legal, anunciada durante una conferencia de prensa el martes, señala que la nueva ley “discrimina racialmente” y “viola le sección 2 del acta de la Ley de Derechos Electorales”, declaró Jorge Vásquez, director de la Advancement Project National Office, entidad que lidera la coalición que entabló la acción legal.

La demanda fue sometida ante el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Norte de Florida en la noche del lunes, dijo Vásquez.

La coalición de organizaciones de derechos electorales incluyendo Advancement Project National Office, LatinoJustice, PRLDEF y Hispanic Federation considera que la legislación discrimina contra comunidades de personas negras, latinos y personas con discapacidades.

La medida SB 90 firmada por el gobernador Ron DeSantis el 6 de mayo de 2021 endurece las restricciones sobre el voto por correo postal en un estado crucial en las elecciones presidenciales.

Judith Browne Dianis, directora ejecutiva de la Advancement Project National Office calificó la movida del líder republicano como “un intento desesperado para mantener el poder”.

La norma surgió tras la campaña nacional republicana para limitar el acceso a la votación con el argumento de que es necesario para prevenir el fraude. El impulsor de la campaña es el expresidente Donald Trump con su denuncia falsa de un fraude electoral que le despojó de su victoria en las urnas.

DeSantis, quien se perfila como un futuro candidato presidencial aprobó la ley en un acto transmitido en vivo por el programa de TV Fox & Friends sin permitir la presencia de otros medios de prensa.

Añadió que la medida privará desproporcionadamente de sus derechos a votantes negros, personas de piel oscura y otras minorías. “Todos los votantes, independientemente de su raza, origen o código postal, deben poder hacerse oír en las urnas”, dijo Browne Dianis. “SB 90 viola este principio de manera agresiva y discriminatoria al imponer barreras sobre los votantes de color y excluyéndolos desproporcionadamente de la democracia”.

En el caso de los vitantes hispanos, la ley afectará la labor organizaciones cívicas como que intentan llevarle información y servicios en español a votantes de Florida Central, denunció Kira Romero Craft, abogada de LatinoJustice.

“Para que nuestra democracia sea accesible, debemos proteger los derechos de voto de todos, incluidos los derechos de las comunidades latinas que comprenden un récord del 17% de los votantes registrados en este estado “, dijo Romero-Craft. “SB 90 es una ley anti-votante y un intento de la legislatura de Florida de quitarle los votos a la creciente población de latinos, negros y otras comunidades de color, incluidos los votantes ciegos y discapacitados en Florida. No se equivoque al respecto”, sentenció.

Romero-Craft enfatizó que la acción de la legislatura de Florida se puso en marcha después de que un número récord de votantes de color resultó ser escuchado durante las elecciones de 2020.

Los votantes de raza negra impulsaron la victoria del presidente Joe Biden, según datos del censo sobre quién votó el año pasado, así como un nuevo análisis de los resultados realizado por una firma líder de datos demócratas.

Aproximadamente cuatro de cada 10 de sus votos provinieron de personas de color, según el análisis de Catalist, la firma de datos demócrata.

Analistas consideran que Biden necesitará el voto de personas negras para su reelección.

Los votantes del presidente Trump, por el contrario, fueron abrumadoramente blancos, el 85%, según las estimaciones de la empresa, y solo el 15% fueron personas de color, en su mayoría latinos.

Los votantes negros y latinos emitieron sus votos en buzones en 2020, un elemento fundamental para reducir el tiempo de espera en las filas para votar en persona.

En la demanda, la coalición señala que los floridanos utilizaban cada vez más el voto por correo y, en las elecciones de 2020, los votantes de color confiaron en ese método en márgenes pronunciados.

Aproximadamente el 40 por ciento de todos los votos emitidos por los votantes afroamericanos se emitieron por correo, el doble del porcentaje en 2016, según datos de la coalición.

Asimismo, los latinos aumentaron el uso de boletas por correo en más del 50% desde 2016.

O sea, la legislatura de Florida había hecho repetidamente que la votación por correo fuera más accesible para los votantes: hasta que los votantes de color comenzaron a usar más la práctica, señaló Jasmine Burney-Clark, fundadora de Equal Ground Education. “Florida era conocida simultáneamente por haber construido sistemas confiables de votación por correo y buzón”, dijo Burney-Clark.

“Lo único que ha cambiado es que ciertos políticos temen que las personas negras y morenas usen su voz como lo hicimos nosotros en 2020. Estamos aquí para decir que Florida no puede tener las dos cosas. No puede ser que construyamos el voto por correo cuando funciona para una comunidad, pero lo restringimos cuando las personas de color comienzan a usarlo. Todos deberían poder hacerse oír por igual en la boleta electoral y no vamos a ceder hasta que eso sea una realidad en Florida“, añadió Burney-Clark.

Aunque la SB 90 no prohíbe rotundamente el uso de buzones para emitir el voto, Moné Holder, directora senior de promoción y programas de Florida Rising señaló que los cambios podrían afectar a muchos votantes que no podrán entregar su voto durante el horario laboral. “Usar restricciones precisas para atacar las formas en que los votantes de color emiten sus votos no se trata de fortalecer la democracia, se trata de restringirla a unos pocos votantes”, dijo Holder.

Un efecto de este cambio será que los lugares de votación estén más abarrotados, y los votantes tendrán menos opciones para ejercer su derecho al voto, añadió Arnold Porter, asesor pro bono sénior John Freedman. “La ley de Florida es un ataque directo al derecho al voto de todos los floridanos y tiene como objetivo en particular suprimir los votos de los votantes afroamericanos, hispanos y los votantes que viven con discapacidades”, dijo Porter.

“Como tal, viola la Ley de Derechos Electorales, la Constitución de los Estados Unidos y otras leyes federales. En un momento en el que es fundamental hacer que sea lo más fácil posible para todas las personas elegibles votar, Florida ha optado por crear más obstáculos para votar, sin ningún propósito razonable“, sentenció Porter.

Criticos señalan que la SB90 es un retroceso hacia las leyes Jim Crow que propugnaban la segregación racial de Afroamericanos y a otros grupos étnicos no blancos.

Evitar que ese tipo de “ley demoníaca que suprime intencionalmente los votos de las personas negras y morenas” impacten a generaciones futuras es lo que impulsa la batalla legal contra la SB90, dijo la pastora Rhonda Thomas, directora ejecutiva de Faith en Florida. “Nuestros niños merecen el derecho al voto, nuestros nietos merecen el derecho al voto”, dijo Thomas, recordando las luchas por derechos civiles que lideró Martin Luther King.

“Nos levantamos sobre los hombros de nuestros antepasados y ahora niestros niños tienen que poder levantarse sobre nuestros hombros. Así es que por eso luchamos , porque creemos en los derechos de todas las personas”, señaló Thomas.

“Teniendo en cuenta que las personas de color han luchado durante décadas por el derecho al voto, y para garantizar que se cuenten sus votos, es ofensivo que los legisladores estatales intenten llevarnos de regreso a Jim Crow para mantener su propio poder. ¿Quién haría algo tan malvado? Esta ley no solo afectará a los votantes actuales, sino que también afectará a las generaciones venideras. Si mis nietos me preguntan ‘abuela, ¿peleaste?’, Quiero poder decir ‘sí, lo hice’. Y esa es solo una de las razones por las que estamos entablando esta demanda“, declaró Thomas.

La coalición está integrada por Advancement Project National Office, Demos, LatinoJustice PRLDEF, Florida Rising, Faith in Florida, Equal Ground Education Fund, UnidosUS, Hispanic Federation y Poder Latinx.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.