Demócratas bloquean candidato de Trump a la Corte Suprema

Por ERICA WERNER

WASHINGTON (AP) — Con una histórica maniobra dilatoria en el pleno del Senado, los demócratas bloquearon el jueves al candidato del presidente Donald Trump a la Corte Suprema, aunque su victoria resultó efímera. Los republicanos se aprestaban a contraatacar con un cambio en las normas del Senado que enviaría al juez Neil Gorsuch al tribunal supremo y eliminaría la maniobra dilatoria para los futuros nombramientos a la corte.

La votación fue de 55 votos a favor y 45 en contra de Gorsuch, quien necesitaba 60 votos para superar los obstáculos de procedimiento y llegar a la votación final. Los 44 demócratas e independientes votaron contra Gorsuch y por razones de procedimiento el líder de la mayoría, Mitch McConnell, sumó su sufragio al de ellos para permitir la reconsideración del voto.

Muchos senadores votaron desde sus bancas y permanecieron en la sala a la espera del drama a punto de desarrollarse.

McConnell se aprestaba a realizar las maniobras a fin de que la designación se pueda aprobar por mayoría simple en el Senado de 100 bancas. Bajo las nuevas normas, que los 52 senadores republicanos pueden aprobar a pesar de las enérgicas objeciones de los demócratas, se realizará una nueva votación para avanzar a la ratificación de Gorsuch.

Se prevé que será confirmado el viernes más tarde y que ocupará su lugar en la corte en las próximas semanas, a tiempo para entender en los últimos casos del período actual.

Las maniobras se desarrollaron entre acusaciones mutuas de haber llevado al Senado a semejante situación.

McConnell acusó a los demócratas de obligarlo a cambiar las reglas al tratar de impedir la confirmación de un candidato altamente calificado como Gorsuch, de 49 años, con 10 años de experiencia en la corte federal de apelaciones y una trayectoria conservadora consecuente. Dijo que el cambio de reglas impediría la maniobra dilatoria en ésta y futuras ocasiones, un cambio que según muchos legisladores agudizará la polarización del Senado, la corte y el país.

"Ésta será la primera y última maniobra dilatoria partidista contra un candidato a la Corte Suprema", dijo McConnell. "Es la escalada más reciente de la guerra judicial incesante de la izquierda, la más audaz hasta el momento y no puede triunfar ni triunfará".

Las maniobras dilatorias contra candidatos a la Corte Suprema son un hecho casi inédito en el Senado, pero el enfrentamiento se desarrolla en un ambiente explosivo, en que los demócratas de centroizquierda están furiosos con Trump y los republicanos están desesperados por lograr una victoria luego de meses de caos en la presidencia.