Los demócratas sabotean la adopción de una ley electoral en Texas

·2  min de lectura
El presidente Joe Biden habla durante un acto público en la base militar de Langley-Eustis, el 28 de mayo de 2021 en Hampton (Virginia), al noreste del EEUU

Los legisladores demócratas de Texas sabotearon la noche del domingo la adopción en ese estado de Estados Unidos de una ley electoral calificada de un "ataque contra la democracia" por el presidente estadounidense Joe Biden.

La ley, impulsada por la bancada republicana a imagen de otras ya adoptadas en Georgia y Florida, busca oficialmente aumentar la seguridad de las elecciones al prohibir el voto por "drive-in" o instaurando restricciones sobre los horarios de votación y el voto por correo.

Pero los críticos apuntan a que esas limitaciones harán más difícil votar a las minorías, especialmente el electorado negro, que tiende a votar por los demócratas.

Los legisladores demócratas abandonaron en masa la noche del domingo la sede del Congreso estadal y el quórum necesario para aprobar la ley no se pudo alcanzar. La sesión tuvo que ser postergada, ahogando las esperanzas de los republicanos de ver la ley adoptada durante la presente legislatura.

"Los republicanos llegaron a la sesión legislativa determinados a aprobar una legislación que habría manipulado nuestra democracia en su favor", tuiteó la representante demócrata Jessica González.

"Esta noche los demócratas texanos trazaron una raya en la arena e indicaron claramente que lucharemos día y noche, con todos las tácticas a nuestra disposición, por el derecho a votar de ustedes", añadió.

Sin embargo, el gobernador republicano de Texas, Greg Abbott, que aprueba los cambios electorales, dijo estar listo para convocar una sesión extraordinaria para aprobar la ley.

Los republicanos, que afirman querer hacer las elecciones más seguras, invocan con frecuencia las acusaciones de fraude que sigue impulsando el expresidente Donald Trump, quien afirma, sin mostrar pruebas, que el escrutinio de noviembre, que le dio la victoria a Biden, le fue "robado".

Desde la elección presidencial, los proyectos de ley que limitan el acceso al voto se multiplicaron en varios estados a iniciativa de los republicanos.

El sábado, Biden dijo que la ley en Texas era "parte de un asalto a la democracia que hemos constatado demasiado frecuentemente este año y que afecta desproporcionalmente" a los estadounidenses negros y otras minorías.

Biden volvió a llamar al Congreso de Estados Unidos a adoptar dos textos diseñados para favorecer la expresión del derecho al voto de todos los estadounidenses, pero su aprobación es complicada por la estrecha mayoría de los demócratas.

bur-leg/jfx/lch/pz/rsr