Demócratas nos han mostrado justo lo que piensan de las mujeres y es por completo decepcionante

·3  min de lectura
El senador demócrata de Virginia Occidental Joe Manchin, en el centro, abandona el Capitolio de los EE. UU. Después de una votación el 27 de octubre de 2021 (Getty Images)
El senador demócrata de Virginia Occidental Joe Manchin, en el centro, abandona el Capitolio de los EE. UU. Después de una votación el 27 de octubre de 2021 (Getty Images)

Suena exagerado decir que al gobierno estadounidense no le importan las mujeres. Las mujeres representan más o menos la mitad de la población de EE.UU., después de todo. Pero a la luz de la noticia de que el anciano blanco Joe Manchin forzó la licencia parental pagada fuera del proyecto de ley ‘Build Back Better’, junto con una defensa de los derechos al aborto que (si somos amables) podría describirse como letárgica, ¿qué tan histérica estoy por esto, en realidad?

He visto argumentar que legisladores como Manchin están comprometidos con un proyecto para defender el patriarcado y mantener de forma activa a las mujeres al servicio de los hombres. Creo que en cierto nivel, sobre todo cuando se trata de hombres dentro del Partido Republicano, esto es cierto. Pero para hablar de manera más amplia, parece más una cuestión de interés. Claro, los hombres demócratas se preocupan por los derechos de las mujeres y todo eso, pero primero tienen problemas más urgentes que manejar. Si es una política o una preocupación que afecta sobre todo a las mujeres, nunca será una prioridad. Nunca será percibida como algo de verdad serio.

Cuando se le preguntó por qué no apoyaría la licencia pagada, Manchin respondió que solo "no puede hacerlo", porque piensa en sus nietos. Disculpe, señor, pero ¿sobre qué balbucea en realidad? Aún escucho sobre esta gran escasez de mano de obra, un problema económico que Manchin (y Kyrsten Sinema, así como los cincuenta senadores republicanos) han decidido abordar al hacer más difícil que la gente vuelva a trabajar. Los estudios indican que en el transcurso de la pandemia, las mujeres han perdido cinco millones de puestos de trabajo netos, un millón más que los hombres. La participación de las mujeres en la fuerza laboral está en el nivel más bajo en treinta años, según Politico, y esas cifras se han estancado. Los estudios económicos también muestran que la licencia pagada, familiar y médica, es buena para la economía: la satisfacción y retención de los empleados mejora, y las empresas no tienen que gastar fondos adicionales para reemplazar a los trabajadores. Estos son datos que pude encontrar de forma fácil, y solo soy cualquier mujer en internet. Supongo que el senador de Virginia Occidental también tiene acceso a Google.

La licencia parental pagada no solo afectaría a las mujeres, por supuesto, ya que los hombres también podrían tomar una licencia para cuidar a los niños recién nacidos, aunque los republicanos parecen desconcertados por el concepto en sí de una licencia de paternidad. Desde la respuesta por completo desquiciada de los hombres conservadores a la licencia de paternidad de Pete Buttigieg, hasta los comentaristas más influyentes de la derecha como Tucker Carlson y Matt Walsh. Al parecer creen que el único deber de un padre como padre es modelar la represión emocional (lo cual explica algunas cosas sobre la psique del Partido Republicano, para ser franca); está claro que les falta informarse, y mucho, sobre el tema.

Pero incluso si crees que los papás deberían poder acceder a algún tipo de licencia familiar remunerada, todos sabemos quién asume la mayoría de las responsabilidades de cuidado al final. Sin una licencia parental remunerada, los hombres pueden perder un beneficio, pero son las mujeres las que soportan las consecuencias. Y por eso a los hombres no les importa.

Los hombres demócratas no han tenido escasez de oportunidades recientes para demostrar que se toman en serio los derechos de las mujeres y que están dispuestos a poner fuerza real para protegerlas. Cuando la prohibición maquiavélica y por completo inconstitucional del aborto entró en vigor con la aprobación tácita de la Corte Suprema, Biden medio que agitó de forma débil el puño, medio dirigiéndose a las mujeres, y se encogió de hombros con una actitud de “ni modo, qué le vamos a hacer”. ¿Y la reducción en protecciones para sobrevivientes de agresión sexual en los campus universitarios instituida por Betsy DeVos? La administración Biden prometió deshacer estas reglas, pero no hasta la primavera de 2022, lo que dificulta tener una sensación de urgencia real aquí.

¿Y por qué debería sentirse urgente? Estos son solo problemas de mujeres, después de todo.

Relacionados

Jen Psaki acaba con ataque de reportera de Newsmax por la licencia de paternidad de Pete Buttigieg

Tucker Carlson enfrenta reacción violenta por comentarios homofóbicos sobre licencia de paternidad de Pete Buttigieg

CEO desata debate sobre si dueños de mascotas deberían tener derecho a “licencia por perrhijos”

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.