Dos demócratas de Miami dispuestos a competir con Salazar por la Cámara federal

·4  min de lectura

Una comisionada de Miami-Dade está dispuesta a renunciar a su escaño antes de tiempo para presentarse a las elecciones primarias demócratas para desafiar a la republicana María Elvira Salazar en el Distrito 27, y un comisionado de la ciudad de Miami abandona abandona su candidatura al Senado federal para unirse también a la lucha primaria.

Eileen Higgins, en el segundo año de su primer mandato completo de cuatro años en la Comisión del condado, tiene previsto anunciar su campaña al Congreso en breve, dijo Christian Ulvert, su director de campaña. La ley de renuncia a candidatura de la Florida requiere que firme los documentos de renuncia a principios de junio, que sería efectiva a principios de 2023, cuando los legisladores juran sus cargos.

El comisionado de Miami Ken Russell también anunció este fin de semana su candidatura a las elecciones primarias demócratas por el Distrito 27, diciendo que pone fin a su campaña de desafío contra su colega demócrata Val Demings para competir contra Marco Rubio por un escaño del Senado de la Florida. Ya tenía previsto renunciar a su cargo, donde las normas de límite de mandato le impiden a postularse en 2023.

Los anuncios enfrentan a dos de los funcionarios electos más liberales en la política de Miami en contiendas de última hora para desafiar a un republicano en un distrito que sigue siendo atractivo para los demócratas. Las líneas de distrito modificadas y aprobadas por la legislatura de la Florida lo dividen aproximadamente entre los votantes de Joe Biden y Donald Trump a partir de 2020. El distrito incluye partes de Miami, Coral Gables y áreas suburbanas cerca de la Bahía de Biscayne y la U.S. 1 al sur de Miami.

Salazar, ex periodista de televisión, derrotó a la demócrata Donna Shalala en 2020, que puso en evidencia el brutal año que los demócratas soportaron en el sur de la Florida, con Carlos Giménez, entonces alcalde de Miami-Dade, desbancando también a la demócrata Debbie Mucarsel-Powell en el vecino Distrito 26.

No fue posible contactar a Salazar de inmediato en busca de declaraciones.

Con la mala imagen de Biden en las encuestas locales y nacionales, los demócratas también enfrentan un año difícil de reclutamiento. Giménez no tiene desafíos bien financiados, y Salazar tampoco tenía ningún aspirante demócrata prominente antes de la fecha límite de calificación del 13 de junio.

Russell dijo que se puso en contacto con la comisión demócrata del Congreso la semana pasada para cambiar a la contienda del Distrito 27, y dijo que el partido no tenía conocimiento de un candidato viable.

Dijo que no habló con Higgins sobre su interés al escaño, y los dos platicaron en la gala benéfica del viernes celebrada por la alcaldesa de Miami-Dade, Daniella Levine Cava. Anunció su cambio a la contienda del Distrito 27 en un video que publicó en Tik Tok el sábado.

“Amigos, esta es una mañana realmente muy dura para mí”, dijo. “Abandono la contienda contra Marco Rubio para apoyar a Val Demings... Necesitamos unidad. Necesitamos estar organizados como demócratas, y nunca lo estamos”.

Dijo en el video que estaba cambiando a la contienda del Distrito 27. En una entrevista el domingo, dijo que esperaba que el mensaje de unidad se trasladara a la contienda por el Congreso. “Mi esperanza es que no tengamos unas primarias disputadas”, dijo.

Higgins no respondió a una solicitud de comentarios este fin de semana sobre una posible candidatura al Congreso, pero la declaración de Ulvert dijo que su clienta “está lista para llevar su lucha a Washington, D.C. Ella hará un anuncio en breve”.

Aunque la ley de la Florida exigiría la renuncia de Higgins a partir del inicio de su mandato en el Congreso, ella también podría decidir dejar antes su puesto en el condado del Distrito 5.

Eso es lo que hizo el republicano Bruno Barreiro, su predecesor, en 2018 cuando lanzó una candidatura fallida para el escaño del Distrito 27 que finalmente ganó ese año Shalala, la ex presidenta de la Universidad de Miami.

La renuncia de Barreiro creó una vacante que la comisión optó por llenar con una elección especial, la cual Higgins, una candidata por primera vez, ganó en una sorpresa. Luego ganó su primer mandato completo en 2020, lo que significa que pudiera presentarse a un segundo mandato de la comisión en 2024 antes de que la ley de límite de mandatos de Miami-Dade la obligue a dejar el puesto en 2028.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.