Demócratas floridanos piden a Justicia que revise si propuesta de delitos electorales de DeSantis suprime votos

·6  min de lectura

Los congresistas demócratas de la Florida pidieron el jueves al secretario de Justicia Merrick Garland que revise si hay un patrón de supresión electoral en el estado, sobre la base de una propuesta presentada por el gobernador republicano Ron DeSantis a finales del año pasado.

La carta a Garland fue encabezada por la representante Val Demings, candidata al Senado de Estados Unidos, y se envía en medio de una campaña más amplia del presidente Joe Biden para aprobar una ley nacional sobre el derecho al voto que está estancada en el Senado desde el año pasado.

La carta, firmada por los 10 demócratas, cita la propuesta de DeSantis de establecer una oficina estatal para investigar delitos electorales y hacer que la recogida de boletas sea un delito de tercer grado.

“Desafortunadamente, la Florida ha visto un aumento preocupante en los esfuerzos partidistas de supresión electoral. La legislación propuesta criminaliza aún más las prácticas estándar de ‘sacar el voto’, convirtiendo en un delito, por ejemplo, notificar a un elector confinado en casa de su opción de solicitar una boleta por correo”, dice la carta.

“Además, hay un intento vergonzoso de reducir el número de casillas, en particular en ciertos distritos electorales, y, por último, la imposición de nuevos plazos a los supervisores electorales para ‘limpiar las listas de votación’, una estrategia demasiado conocida para purgar a los votantes de color en todo el país”.

El proyecto de ley SB 90, que la Florida aprobó el año pasado, convertía en delito que los supervisores electorales enviaran a los votantes boletas por correo no solicitadas, pero no llegaba a restringirles la posibilidad de notificar a los votantes.

Cuando se le preguntó sobre la referencia a tal política en la carta, la oficina de Demings señaló la legislación en otros estados, incluyendo una nueva ley de Texas que restringe a los funcionarios electorales el envío de solicitudes no solicitadas de votos por correo.

La portavoz de DeSantis, Christina Pushaw, rechazó las críticas de los legisladores demócratas.

“Asegurar que cada voto legal cuente, y disuadir el fraude electoral, no tiene nada que ver con la ‘supresión de votantes’. No entendemos por qué ningún político, demócrata o republicano, se opondría a hacer cumplir las leyes electorales”, dijo Pushaw en un correo electrónico.

Cambios electorales promulgados en 2021

El año pasado, los legisladores estatales hicieron varios cambios en las leyes de votación del estado, como la limitación del uso de buzones para el voto por correo a las horas de votación adelantada y la prohibición de la posesión de dos o más boletas de voto por correo, un intento de adoptar medidas contra la llamada “cosecha de boletas”.

Tanto los republicanos como los demócratas han recurrido a la recolección de boletas —en la que los candidatos o voluntarios van de puerta en puerta recogiendo las boletas de voto por correo— para conseguir el voto durante las últimas dos décadas. Cuatro demandas federales que desafían el proyecto de ley van a ir a juicio este mes.

Aunque los legisladores demócratas acusaron a los republicanos de suprimir el voto, la mayoría de los cambios que hicieron los legisladores fueron administrativos, y nunca adoptaron propuestas más extremas, incluyendo la prohibición total del uso de buzones para la votación.

El gobernador de la Florida, Ron DeSantis, se dirige a una sesión conjunta de la Legislatura, el martes 11 de enero de 2022, en Tallahassee, Florida.
El gobernador de la Florida, Ron DeSantis, se dirige a una sesión conjunta de la Legislatura, el martes 11 de enero de 2022, en Tallahassee, Florida.

DeSantis se presenta a la reelección este año y se considera ampliamente que tiene en mente una candidatura presidencial en 2024, pero se ha enfrentado a la presión de los conservadores para que audite las elecciones presidenciales de 2020 , a lo que se ha negado.

Este año, quiere que los legisladores aprueben una legislación adicional que incluya la creación de una nueva oficina de seguridad electoral con 45 investigadores y la tipificación como delito de la recolección de boletas. También dijo que quiere prohibir el uso de buzones para recibir boletas.

Sin embargo, todavía no se ha presentado ninguna ley, y el presidente del Senado y el presidente de la Cámara de Representantes estatales no respaldaron las ideas cuando se les preguntó esta semana. El período anual de sesiones legislativas de 60 días de la Florida comenzó el martes.

Una portavoz del Departamento de Justicia confirmó la recepción de la carta, pero se negó a decir si la agencia tenía previsto emprender una revisión de la Florida.

La carta de los demócratas del Congreso llega en la misma semana en que Biden respaldó el cambio de las normas del Senado para permitir que la legislación sobre el derecho al voto se apruebe con una mayoría simple en lugar de los 60 votos necesarios para aprobar la mayoría de los proyectos de ley.

Los demócratas en el Congreso han estado perdiendo una contienda con las legislaturas estatales lideradas por el Partido Republicano para cambiar las leyes electorales tras las elecciones de 2020, en las que el ex presidente Donald Trump se negó a conceder el triunfo y promovió teorías conspirativas infundadas de que la elección fue robada.

Diecinueve estados han promulgado nuevas restricciones al voto hasta diciembre, según el Centro Brennan para la Justicia de la Universidad de Nueva York, que hizo un seguimiento de los cambios electorales a nivel estatal.

Amplia presión de los demócratas por el derecho al voto

Los demócratas han intentado utilizar el aniversario del ataque del 6 de enero al Capitolio federal de la semana pasada como punto de encuentro para aprobar leyes que reduzcan las restricciones estatales, amplíen el voto por correo en todo el país y promuevan el registro de votantes el mismo día para las elecciones federales.

En su discurso del miércoles, el senador Marco Rubio, republicano de la Florida, criticó la retórica de los demócratas y cuestionó la relación entre el tema del voto y el ataque del 6 de enero.

“Se trata de poder”, dijo Rubio. “Se trata de cambiar las reglas del Senado para que tengan el poder de hacer aprobar una ley electoral. Una ley electoral para asegurar que nunca pierdan el poder, para que sea más fácil ganar las elecciones, y así tener el poder a perpetuidad”.

La representante federal Val Demings (derecha) se toma de la mano con la ex legisladora federal Gabrielle Giffords en la ceremonia de inauguración de la instalación del monumento en contra de la violencia con armas de fuego por parte del Giffords PAC en el Bayfront Park, en el downtown de Miami, el lunes 13 de diciembre de 2021.
La representante federal Val Demings (derecha) se toma de la mano con la ex legisladora federal Gabrielle Giffords en la ceremonia de inauguración de la instalación del monumento en contra de la violencia con armas de fuego por parte del Giffords PAC en el Bayfront Park, en el downtown de Miami, el lunes 13 de diciembre de 2021.

Demings, demócrata de Orlando que está desafiando a Rubio, apuntó el jueves a los republicanos del Senado sin nombrar directamente a Rubio o al senador republicano de la Florida Rick Scott, en una declaración de apoyo a los proyectos de ley de derecho al voto que acompañó su solicitud al Departamento de Justicia.

“Pero hoy los partidarios en el Senado están bloqueando estas protecciones para los votantes de la Florida mientras los políticos de la Florida están trabajando para despojar a los votantes legales de sus derechos, esfuerzos que se remontan a los puntos más oscuros de la historia de supresión de votantes en la Florida”, dijo.

Lawrence Mower, de la Oficina de Tallahassee del Herald/Times, contribuyó a este artículo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.