Demócratas de la Cámara de Representantes toman los primeros pasos para juzgar nuevamente a Trump

Griffin Connolly
·5  min de lectura
<p>Al menos cuatro personas murieron como resultado del asalto de la muchedumbre a la legislatura, la policía del Capitolio mató a tiros a una mujer fuera de la cámara de la Cámara.</p> (Getty Images)

Al menos cuatro personas murieron como resultado del asalto de la muchedumbre a la legislatura, la policía del Capitolio mató a tiros a una mujer fuera de la cámara de la Cámara.

(Getty Images)

Los demócratas en el Comité Judicial de la Cámara de Representantes han comenzado a circular artículos de acusación contra Donald Trump por inspirar a una turba que se apoderó del Capitolio de Estados Unidos el miércoles, lo que marca los primeros pasos serios para tratar de destituir al presidente en sus últimos días en el cargo.

Los congresistas David Cicilline de Rhode Island, Jamie Raskin de Maryland y Ted Lieu de California redactaron documentos para acusar a Trump por "abuso de poder", el mismo cargo nominal que se le impuso cuando la Cámara lo acusó por primera vez en diciembre de 2019.

Ningún presidente en la historia de Estados Unidos ha sido acusado dos veces.

La congresista Ilhan Omar de Minnesota es la patrocinadora principal del esfuerzo para acusar a Trump.

"En su conducta de la oficina del presidente de los Estados Unidos ... Donald J. Trump participó en delitos graves y faltas al incitar deliberadamente a la violencia contra el gobierno de los Estados Unidos", afirman los artículos del proyecto de juicio político de los demócratas, citando la participación del presidente en una multitud de simpatizantes que finalmente dominaron a la policía e irrumpieron en el Capitolio de los Estados Unidos para aterrorizar a los legisladores y al personal.

El Congreso se había convocado en una sesión conjunta en el Capitolio el miércoles 6 de enero de 2021 para contar y certificar los votos del Colegio Electoral, explican los artículos de la acusación.

“Poco antes de que comenzara la Sesión Conjunta, el presidente Trump se dirigió a una multitud de sus partidarios políticos cercanos. Ahí, reiteró afirmaciones falsas de que "ganamos estas elecciones y las ganamos por completo". También hizo declaraciones intencionadamente que alentaron, y previsiblemente resultaron en, acciones ilegales inminentes en el Capitolio”, afirman los artículos.

Al menos cuatro personas murieron como resultado del asalto de la muchedumbre a la legislatura, la policía del Capitolio mató a tiros a una mujer fuera de la cámara de la Cámara.

El jueves no quedó claro de inmediato si la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, buscaría un juicio político.

La Cámara no está programada para estar en sesión hasta el 21 de enero, el día después de la toma de posesión del presidente electo Joe Biden.

Los miembros de alto rango del equipo liderado por Pelosi, incluido el presidente del Caucus Demócrata de la Cámara de Representantes, Hakeem Jeffries, tuitearon su apoyo al esfuerzo de juicio político el jueves.

"Donald Trump debe ser acusado, condenado y destituido de su cargo de inmediato", escribió el congresista de Nueva York. Jeffries fue uno de los siete directores de la Cámara en el juicio político de Trump en el Senado en enero y febrero.

En su "Marcha por Salvar a América" en la Elipse, al sur de la Casa Blanca, el miércoles por la tarde, el presidente alentó a miles de simpatizantes a marchar hacia el Capitolio, diciéndoles que sean "fuertes".

"Nunca nos rendiremos", dijo Trump entre aplausos. “Nunca concederemos. No pasará. No concederemos cuando hay un robo involucrado. Nuestro país ha tenido suficiente. No lo soportaremos más, y de eso se trata todo esto".

Se mantuvo desafiante durante todo el día. Surgieron informes de que estaba "al borde del entusiasmo" por el caos en el Capitolio; los ayudantes de alto nivel renunciaron o filtraron a los reporteros que estaban considerando renunciar.

Trump se resistió a enviar a la Guardia Nacional para proteger a su propio vicepresidente, sin mencionar a los miles de legisladores, miembros del personal político y empleados públicos en peligro.

Tampoco condenó rotundamente a los alborotadores que él mismo había animado a reunirse en el Capitolio. En un video publicado en Twitter, ya eliminado por la plataforma de redes sociales, Trump les dijo a los alborotadores que los "ama", aunque los instó a "irse a casa".

“Tienen que irse a casa ahora. Tenemos que tener paz. Tenemos que tener orden público”, dijo.

Pero simultáneamente pareció ver los disturbios como una especie de justicia poética contra su propio vicepresidente y el Congreso por cumplir con su deber constitucional de ratificar los resultados de la victoria de Biden.

"Estas son las cosas y los eventos que suceden cuando una victoria electoral sagrada y aplastante es despojada de manera tan brutal y sin ceremonias de los grandes patriotas que han sido mal e injustamente tratados durante tanto tiempo", escribió en una publicación que también fue rápidamente eliminada de Twitter.

Los demócratas del Poder Judicial de la Cámara de Representantes ya enviaron una carta al vicepresidente Mike Pence el miércoles instándolo a invocar la Enmienda 25 y a destituir a Trump de su cargo.

Según los informes, el vicepresidente estaba indignado con su jefe el miércoles por ponerlo a él y a otros en peligro cuando una turba enojada inspirada por el presidente asedió el Capitolio de Estados Unidos.

"Conozco a Mike Pence desde siempre", dijo el miércoles el senador Jim Inhofe de Oklahoma en una entrevista con Tulsa World , el periódico de su ciudad natal.

“Nunca había visto a Pence tan enojado como lo estaba hoy”, dijo Inhofe.

Pero Pence aún no ha indicado si se reunirá con el gabinete del presidente para destituir a Trump de su cargo y asumir la presidencia 13 días antes de la toma de posesión de Biden.

Incluso si los demócratas publican artículos de juicio político por la vía rápida contra Trump a través de la Cámara, es poco probable que puedan obtener el apoyo de 67 senadores para condenarlo y destituirlo.

La mayoría de los republicanos que votaron a favor de defender y certificar la victoria electoral de Biden el miércoles no echaron la culpa de los disturbios del día directamente a los hombros de Trump, aunque admitieron que su discurso ante la multitud de antemano ciertamente no ayudó a disipar las tensiones.

“Debería haber mostrado más desdén por los alborotadores. No quiero decir que debería haberse disculpado, pero debería haber expresado más desdén", dijo Inhofe, y señaló que Trump sólo publicó una declaración sobre los disturbios, un discurso en video que fue eliminado por Twitter por contener información falsa sobre los resultados de las elecciones de 2020 y violar sus términos de servicio.