Demócratas amplían iniciativa social tras tropiezo electoral

·3  min de lectura
La presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, hace declaraciones durante la visita de Roberto Fico, presidente de la Cámara de Diputados de Italia, en el Capitolio, en Washington, el miércoles 3 de noviembre de 2021. (AP Foto/J. Scott Applewhite)

WASHINGTON (AP) — Los demócratas en la Cámara de Representantes agregaron el miércoles licencias pagadas por emergencias familiares y médicas para los trabajadores, cambios a la ley de inmigración, y deducciones tributarias estatales y locales a su iniciativa sobre servicios sociales y el medio ambiente por 1,75 billones de dólares, lo que resucita algunos elementos clave de la agenda del presidente Joe Biden en un intento por concluir un paquete después de sus desastrosos resultados electorales de anoche.

La Comisión de Reglas de la Cámara de Representantes se reunió el miércoles en la tarde para considerar el texto actualizado del paquete que ahora tiene 2.135 páginas, un paso crucial previo a las votaciones iniciales que podrían tener lugar el jueves.

Las numerosas adiciones de último minuto —además de un plan que incluya precios mas bajos para los medicamentos de prescripción dentro del Medicare— tienen lugar en momentos en que los demócratas están desesperados por cumplir con las propuestas de política interior distintivas de Biden tras el resultado en Virginia, donde los electores eligieron como gobernador a un novato republicano, Glenn Youngkin. El resultado supuso una advertencia para los demócratas de que su posición de poder podría correr peligro en las elecciones del año entrante.

La mayoría de los electores en Virginia dijeron que las interminables negociaciones en Washington sobre la agenda de gobierno de Biden fueron un factor importante en su voto, así que la culpa se enfoca en el Capitolio porque los demócratas han discutido durante meses los detalles del paquete.

“Debemos producir”, declaró el senador demócrata Tim Kaine, de Virginia, a la prensa en el Capitolio. “Debemos conseguir resultados para la gente”.

Los demócratas se apresuran ahora a dejar atrás sus diferencias, en particular con los senadores disidentes Joe Manchin, de Virginia Occidental, y Kyrsten Sinema, de Arizona.

Las cláusulas sobre inmigración que acaban de añadir creará un nuevo programa para unos 7 millones de inmigrantes que están en el país sin estatus legal, lo que les permitirá solicitar permisos para trabajar y viajar en Estados Unidos durante cinco años. También permitirían al gobierno aprovechar las visas no utilizadas para admitir a personas en Estados Unidos.

El tema de la inmigración era uno de los últimos retos para concluir la redacción del plan de Biden. El mandatario había reservado 100.000 millones de dólares para financiar los cambios en inmigración, que podrían elevar el total del paquete de 1,75 billones a 1,85 billones de dólares si lo acepta el Senado. Los legisladores tienen previsto exponer los cambios a la parlamentaria del Senado en los próximos días, con la esperanza de que cumplan con las reglas del Senado porque se basan en programas existentes, dijeron los involucrados.

Los cambios tanto a lo de las licencias pagadas por emergencias familiares como a la ley de inmigración han topado con la oposición de Manchin, cuyo apoyo continúa siendo crucial en el Senado, donde cada partido tiene 50 bancas y Biden no puede permitirse perder un solo voto. La iniciativa general enfrenta la oposición unida de los republicanos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.