Otro senador republicano se suma a llamados para renuncia de Trump

Susan Cornwell, Doina Chiacu y Daphne Psaledakis
·3  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: Manifestantes partidarios de Donald Trump asaltan el edificio del Congreso de Estados Unidos.

Por Susan Cornwell, Doina Chiacu y Daphne Psaledakis

WASHINGTON, 10 ene (Reuters) - Un segundo senador republicano pidió el domingo la renuncia del presidente Donald Trump, argumentando que podría acarrear responsabilidad criminal por incitar los disturbios en el Capitolio de Estados Unidos generados por sus partidarios.

Las declaraciones del senador Pat Toomey, hasta ahora un aliado conservador de Trump, se producen en momentos en que los demócratas en la Cámara de Representantes alistan los documentos de un proceso de destitución y mientras agentes federales investigan el asalto del miércoles contra la sede legislativa en Washington, donde murieron cinco personas.

Trump, que denunció falsamente un fraude electoral en la contienda que derivó la victoria del demócrata Joe Biden el 3 de noviembre, alentó e incitó a sus partidarios a llevar adelante la irrupción en el Capitolio, donde los legisladores se habían reunido para certificar los resultados de las elecciones.

"Creo que la mejor vía para este país es que el presidente renuncie y se vaya lo antes posible", dijo Toomey al programa "Meet the Press" de la cadena NBC, calificando el comportamiento de Trump tras las elecciones como "inaceptable".

Toomey, sin embargo, dijo que no pensaba que existían posibilidades de una destitución del mandatario republicano cuando le quedan apenas 10 días en el cargo, y destacó que no parecía haber consenso en el uso de la Enmienda 25 de la Constitución para remover a Trump.

El legislador dijo además a CNN que creía que Trump podría ser señalado criminalmente responsable por los eventos en el Capitolio.

Lisa Murkowski se convirtió el viernes en el primer miembro republicano de la Cámara Alta en afirmar que Trump debería renunciar de inmediato, en tanto que el senador republicano Ben Sasse dijo que "definitivamente consideraría" una destitución del presidente.

No estaba claro cuántos otros legisladores republicanos les seguirán. Los líderes del partido en el Congreso han instado a la Cámara baja -de mayoría demócrata- a desistir del procedimiento de juicio político, el segundo de su tipo en contra de Trump.

Algunos republicanos se han sumado a los llamados demócratas para que el vicepresidente Mike Pence invoque la Enmienda 25 que permitiría la remoción de Trump. Pence se opone a la idea, dijo un asesor.

El senador Roy Blunt, un miembro de la cúpula republicana, dijo en el programa "Face the Nation" de CBS que no creía que Trump debiera renunciar, pero que debía tener "mucho cuidado durante los próximos 10 días".

La Casa Blanca dijo que Trump planeaba salir de Washington para visitar el muro fronterizo en El Álamo, Texas, el martes, al día siguiente en que los representantes demócratas planean lanzar el procedimento de juicio político acusándolo de incitar a la insurrección.

El representante demócrata Ted Lieu de California, que ayudó a redactar los cargos de impugnación de la Cámara, dijo que había 190 copatrocinadores al procedimiento hasta el sábado por la noche.

Trump inicialmente elogió a sus partidarios en el Capitolio, pero luego condenó la violencia en un video. La decisión de llamar a la calma provino a instancias de asesores, algunos de los cuales argumentaron que podría enfrentar una destitución o responsabilidad legal, dijeron fuentes a Reuters.

(Editado en español por Javier López de Lérida y Marion Giraldo)