Demócratas apuestan por candidatos diversos al Senado

·6  min de lectura

La semana pasada, los electores demócratas de tres estados nominaron a un trío de candidatos al Senado que llaman la atención: un hombre negro que reniega de políticas moderadas, un vicegobernador altísimo y tatuado que insiste en llevar shorts, y una mujer negra que hizo carrera en la judicatura.

Las elecciones podrían indicar un cambio mayor para los demócratas.

Un partido que antes estaba acostumbrado a nominar a hombres blancos y de costumbres rectas para las principales contiendas al Senado está adoptando un enfoque muy diferente este año, respaldando a candidatos de todo el mapa electoral con perfiles diferentes a los de sus predecesores. Se trata de una táctica que incluye más a las mujeres, a los afroamericanos y a los políticos poco convencionales, el tipo de candidatos que los líderes del partido y los votantes temían que no fueran elegibles en los estados competitivos.

Pero estimulados por el reciente éxito de candidatos poco ortodoxos —y por la convicción interna de que los demócratas necesitan una lista más diversa de funcionarios electos—, el partido en su conjunto ha empezado a cambiar su cálculo en las primarias de este año.

“Los electores piensan que la política de siempre ha fracasado, así que tal vez sea el momento de probar otra cosa”, dijo J.J. Balaban, un estratega demócrata con sede en Filadelfia. “Y estos candidatos representan eso”.

Su ascenso significa que los demócratas contarán con una alineación de candidatos que parece muy diferente a la de ciclos electorales anteriores, en un año en el que los republicanos necesitan una ganancia neta de un solo escaño para tomar el control de la cámara legislativa en medio de un entorno político que ya les es favorable.

En el estado libre asociado en Pensilvania de Balaban, por ejemplo, los votantes demócratas eligieron la semana pasada al vicegobernador John Fetterman como su candidato al Senado en una contienda de escaños abiertos para sustituir al senador republicano Pat Toomey, que se retira.

Fetterman, que luce una tupida barba de chivo y prefiere usar shorts en lugar del tradicional traje y corbata (incluso cuando se reúne con el presidente), superó fácilmente a su competidor más cercano, el representante demócrata Conor Lamb, un legislador de tendencia moderada que argumentó que tenía un historial más probado de ganar a los votantes de centro en contiendas difíciles. Fetterman, por su parte, es quizá más conocido por su firme defensa de la legalización de la marihuana.

El ex representante estatal Charles Booker anunció su candidatura al Senado de Estados Unidos en el Kentucky Center for African American Heritage en Louisville, Kentucky, el jueves 1º de julio de 2021. Booker ganó las primarias demócratas del 17 de mayo.
El ex representante estatal Charles Booker anunció su candidatura al Senado de Estados Unidos en el Kentucky Center for African American Heritage en Louisville, Kentucky, el jueves 1º de julio de 2021. Booker ganó las primarias demócratas del 17 de mayo.

IMPRESCINDIBLE

Los votantes demócratas de Kentucky, por su parte, respaldaron a Charles Booker, un ex legislador estatal políticamente alineado con el senador Bernie Sanders. Y en Carolina del Norte, los miembros del partido nominaron a Cheri Beasley, una ex presidenta de la Corte Suprema del estado que se convirtió en la primera mujer afroamericana en ser nominada para el Senado en el estado. Beasley ganó las primarias de forma aplastante, después de que su contrincante, el senador estatal Jeff Jackson, abandonara la contienda el año pasado, lo que instó al partido a unirse en torno a Beasley.

Beasley será casi con toda seguridad una de las dos mujeres afroamericanas que consigan una candidatura demócrata al Senado este año, ya que se espera que la representante Val Demings gane las primarias del partido en la Florida. Su doble nominación será la primera vez desde 2014 —cuando los demócratas nominaron a Joyce Dickerson en Carolina del Sur y a Connie Johnson en Oklahoma— que el partido ha nominado a más de una mujer negra al Senado en un solo ciclo electoral.

La candidata demócrata al Senado de Estados Unidos, Cheri Beasley, agradece a sus partidarios tras su discurso de aceptación de la victoria en las primarias el martes 17 de mayo de 2022 en Raleigh, Carolina del Norte.
La candidata demócrata al Senado de Estados Unidos, Cheri Beasley, agradece a sus partidarios tras su discurso de aceptación de la victoria en las primarias el martes 17 de mayo de 2022 en Raleigh, Carolina del Norte.

Y los funcionarios de Collective PAC, un grupo político dedicado a aumentar la representación de los negros en los cargos de elección, dicen que Beasley y Demings serán las primeras mujeres afroamericanas en ser nominadas para las contiendas del Senado en los estados de batalla desde Carol Moseley Braun en Illinois en 1998. Moseley Braun fue la primera mujer afroamericana que ocupó un puesto en el Senado federa;, a la que solo se le unió la ahora vicepresidenta Kamala Harris tras ganar un escaño en el Senado de California en 2016.

Los líderes demócratas dicen que el partido ha reconocido, incluso tardíamente, que nominar a candidatos que se parecen y hablan igual no estaba funcionando.

“Simplemente no podemos marcar casillas con el mismo tipo blanco de 50 años que es un hombre de negocios”, dijo Bakari Sellers, un ex legislador estatal demócrata de Carolina del Sur.

Val Demings, que se postula para el Senado de Estados Unidos contra el senador Marco Rubio, se reúne con líderes de la comunidad cubanoamericana en Finka Table & Tap en Miami, Florida, el miércoles 26 de enero de 2022.
Val Demings, que se postula para el Senado de Estados Unidos contra el senador Marco Rubio, se reúne con líderes de la comunidad cubanoamericana en Finka Table & Tap en Miami, Florida, el miércoles 26 de enero de 2022.

El cambio en el enfoque del partido es evidente cuando se compara la actual lista de nominados y favoritos con los candidatos que el partido nominó en 2016, la última vez que este lote de escaños del Senado estaba en juego. En los campos de batalla más importantes, Arizona, New Hampshire, Georgia, Nevada, Pensilvania, Wisconsin, Carolina del Norte, Florida, Colorado, Ohio y Kentucky, el partido no nominó a ningún candidato afroamericano.

El senador estadounidense Raphael Warnock habla sobre su nueva propuesta de legislación en materia de salud mental, denominada Ley de Avance de los Servicios Estudiantiles en las Escuelas de Hoy (ASSIST, por sus siglas en inglés), el martes por la mañana durante una visita a la escuela primaria Dorothy Height en Columbus, Georgia. 02/22/2022
El senador estadounidense Raphael Warnock habla sobre su nueva propuesta de legislación en materia de salud mental, denominada Ley de Avance de los Servicios Estudiantiles en las Escuelas de Hoy (ASSIST, por sus siglas en inglés), el martes por la mañana durante una visita a la escuela primaria Dorothy Height en Columbus, Georgia. 02/22/2022

WARNOCK

Este año, en esos mismos escaños, el partido podría nominar hasta cuatro, incluido el actual senador Raphael Warnock de Georgia, que se enfrenta a la reelección tras ganar una elección especial para el escaño en 2020. (Mandela Barnes, vicegobernador de Wisconsin y afroamericano, busca la nominación del partido para el Senado allí).

Los demócratas señalan el éxito de Warnock ese año —ganó una carrera senatorial muy vigilada sobre el senador republicano Kelly Loeffler— como parte de la razón por la que ha surgido un conjunto más diverso de candidatos este año. Su éxito ayudó a cambiar la percepción sobre los tipos de candidatos que pueden ganar las contiendas competitivas más importantes, dicen.

“Cuanto más consigamos que la gente sea elegida para un cargo –mujeres, gente de color, personas que no encajan en el molde estándar del que se habla–, más probabilidades habrá de que sean vistos como el próximo candidato”, dijo Christina Reynolds, una alta funcionaria de EMILY’s List, que respalda a las mujeres demócratas que apoyan el derecho al aborto, incluyendo a Demings y Beasley.

El éxito de Warnock se unió al fracaso ese año del candidato demócrata al Senado, Cal Cunningham, en Carolina del Norte. Cunningham fue considerado en su día como la opción segura para los votantes del estado, pero perdió tras revelarse que había enviado una serie de mensajes de texto íntimos a una mujer que no era su esposa.

La pérdida de Cunningham ayudó a persuadir a algunos en el partido para que apoyaran a Beasley en vez de a Jackson, dicen los estrategas en el estado, ya que el partido buscaba una fórmula diferente para el éxito.

“Hubo un agotamiento del perfil basado en los resultados de 2020”, dijo Morgan Jackson, un estratega demócrata con sede en el estado. “Y fue como, ¿vamos a hacer lo mismo otra vez?”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.