Delitos. Millonario robo a los padres del panadero que había matado a un ladrón

LA NACION
·2  min de lectura

Los padres de Gerardo Caivano,el panadero que mató a un ladrón que, junto con varios cómplices, habían intentado apropiarse de su camioneta, sufrieron un robo en su casa de Virrey del Pino, en La Matanza. Los delincuentes, que según las víctimas eran policías, se habrían apoderado de un millonario botín.

El robo fue confirmado a LA NACION por fuentes judiciales. El hecho es investigado por la fiscal de La Matanza Andrea Palin, con colaboración de personal de la policía bonaerense y de la Gendarmería Nacional.

"La víctima en el momento de hacer la denuncia sostuvo que los autores del hecho podrían haber sido policías", explicaron las fuentes consultadas. Los ladrones, vestidos como agentes de una fuerza de seguridad, habrían simulado un allanamiento.

El 3 del mes pasado, en horas de la tarde cuando Caivano, de 36 años, terminaba de lavar la camioneta Volkswagen (VW) Amarok de su padre en la puerta de la panadería familiar situada en Rafael Castillo, en La Matanza, fue sorprendido por cuatro delincuentes armados que se bajaron de un Chevrolet..

Ataque en Palermo: definieron que es imputable el agresor de las profesoras

El panadero, padre de tres hijos, comenzó a forcejear con uno de los delincuentes, a quien le habría alcanzado a sacar el arma, con la que disparó y mató a uno de los sospechosos, de 17 años.

"Otro delincuente fue alcanzado por un proyectil en una pierna. En la imágenes de la huida se lo puede ver rengueando. Pero no solo disparó el panadero. En las pared un comercio hay marcas de disparos que habrían llegado a hacer los ladrones", dijo una fuente del caso.

Costumbres argentinas: un ladrón va a juicio por robar 11 veces una misma franquicia

Uno de los cómplices del ladrón muerto fue reducido y golpeado por los vecinos de Caivano. Ese sospechoso detenido es un menor de 17 años.

Noticia en desarrollo