No hay delito que perseguir en escándalo por vacunación irregular en Argentina: presidente Alberto Fernández

Emma Landeros
·2  min de lectura

EL PRESIDENTE argentino Alberto Fernández dijo este martes que no hay delito que perseguir en el escándalo por la vacunación irregular contra COVID-19 de 70 personas, incluidos políticos.

Fernández, quien se encuentra en México de visita oficial y participó en la conferencia matutina del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador, dijo que el tema de las vacunas es “muy sensible” y que debe ser tratado “con absoluta seriedad” para no ser politizado.

“He leído que han hecho una denuncia, terminemos con la payasada. Yo le pido a los fiscales y a los jueces que hagan lo que deben. No hay ningún tipo penal en Argentina que diga ‘será castigado el que vacune a otro que se adelantó en la fila’. No existe ese delito y no se pueden construir delitos graciosamente”, dijo.

También lee: Argentina exhibe lista de 70 personas que recibieron vacuna COVID-19 de manera irregular

El escándalo de las llamadas “vacunas VIP” provocó la renuncia la semana pasada del ministro de Salud, Ginés González García y el presidente no descartó que vaya a pedir la renuncia de otros funcionarios.

“Se van a tener que ir los que se tengan que ir porque nunca promoví ni avalé nada de eso”, dijo Fernández.

El ministerio de Salud de Argentina dio a conocer este lunes el listado de 70 personas que recibieron la vacuna contra el COVID-19 a pedido de esa cartera, en medio de un escándalo por denuncias de inoculación irregular.

No te pierdas: OMS: países ricos debilitan la distribución de vacunas COVID-19; buscan acceso a más dosis

La lista incluye al presidente peronista, Alberto Fernández, y a gente de su equipo, así como al ministro de Economía, Martín Guzmán, y el embajador en Brasil, Daniel Scioli, entre otros, pero también nombres de dirigentes políticos, empresarios y periodistas.

También figura el expresidente Eduardo Duhalde (2002-2003), su esposa Hilda González y los hijos de ambos, Juliana y María Eva, además de segundas y terceras líneas de distintos ministerios.

A pedido de un fiscal, agentes policiales se presentaron la noche del lunes en el ministerio de salud en Buenos Aires en busca de registros del ingreso de personas en la sede de la cartera entre el 1 y el 19 de febrero, según fuentes judiciales citadas por la prensa argentina.

Unas 15 denuncias contra el exministro fueron recibidas este lunes en la justicia por este caso, pero la ministra negó la existencia de “vacunas VIP” dentro del ministerio. N