Nueva Delhi relaja las restricciones ante la mejora de la calidad del aire

Nueva Delhi, 7 nov (EFE).- Nueva Delhi relajó este lunes algunas de las restricciones impuestas para frenar los altos índices de contaminación tras experimentar una ligera mejoría en la calidad de aire, pese a que la concentración de partículas dañinas para la salud todavía se mantiene en niveles "muy pobres".

Las autoridades capitalinas acordaron la reapertura de escuelas a partir del próximo miércoles y revocaron la orden del teletrabajo para los empleados del gobierno, después de que este fin de semana se redujese sustancialmente la densa capa tóxica de polución que envuelve a los 20 millones de habitantes durante esta época del año.

"A partir del 9 (de noviembre), se reabrirán las escuelas de primaria y se podrán reanudar las actividades al aire libre" para los niveles superiores, explicó hoy en rueda de prensa el ministro regional de Medioambiente, Gopal Rai.

Las nuevas directrices se suman a las medidas anunciadas ayer por el organismo central, que levantó el veto impuesto a la circulación de vehículos comerciales diésel y camiones, aunque continuará la prohibición a las labores privadas de construcción y demolición.

Pese a que la metrópolis india sigue envuelta en su habitual niebla tóxica que dificulta la visibilidad y la respiración, la concentración de partículas PM 2.5 alcanzó esta mañana los 156 microgramos por metro cúbico de aire, según datos del gubernamental Comité de Control de la Contaminación.

Las cifras muestran una ligera mejoría respecto a las del pasado miércoles, cuando se superó por primera vez este año la barrera de los 300, unos niveles que multiplican los considerados seguros por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La OMS recomienda una exposición diaria máxima en el caso de las PM 2.5, las más peligrosas para el ser humano al poder atravesar por sus pequeñas dimensiones la barrera pulmonar y entrar en el sistema sanguíneo, de menos de 15 microgramos por metro cúbico de aire.

El índice de la calidad del aire (AQI) mejoró también desde la categoría "severa", con el índice en 466 sobre una escala que contempla un máximo de 500 puntos, hasta "muy pobre", al situarse aún por encima de los 300 puntos.

"Nuevas decisiones dependerán de que se produzca una mejoría del AQI", anotó el ministro regional de Medioambiente en la rueda de prensa.

Pese a esta grave situación medioambiental, en las calles de Nueva Delhi se respiraba una normalidad acostumbrada a los efectos de la contaminación: apenas unos pocos transeúntes paseaban por el centro de la ciudad con la mascarilla puesta, y por las carreteras circulaban ciclistas sin ningún tipo de medida preventiva para evitar la exposición de emisiones insalubres.

El aire tóxico es un cóctel de emisiones de vehículos, polvo de la construcción, partículas originadas de la quema de rastrojos en las zonas agrícolas y la quema constante de desechos sólidos de esta metrópolis.

Justo cuando la capital india, considerada una de las más contaminadas, atraviesa su peor momento, tiene lugar la cumbre de la COP27 de Sharm el Sheij (Egipto), en la que se espera que una delegación india liderada por el ministro de Medioambiente, Bhupender Yadav, aborde la financiación climática para los países en desarrollo.

(c) Agencia EFE