Nueva Delhi impone un toque de queda nocturno para evitar reuniones de Año Nuevo

Agencia EFE
·2  min de lectura

Nueva Delhi, 31 dic (EFE).- Nueva Delhi impuso este jueves un toque de queda nocturno para evitar aglomeraciones en lugares públicos por las celebraciones de Año Nuevo, una medida que llega después de que ayer se confirmaran los primeros casos de la cepa británica del coronavirus en la capital india.

"No se permitirán eventos para celebrar el Año Nuevo, congregaciones y reuniones en lugares públicos desde las 23.00 del 31 de diciembre hasta las 6.00 del 1 de enero", unas restricciones que se impondrán también entre el 1 y el 2 de enero, según informó en una ordenanza la Autoridad de Gestión de Desastres de Delhi.

El organismo, que aclaró que no impondrá restricciones al movimiento de personas, se refirió directamente a la nueva cepa británica del coronavirus, que tiene una alta capacidad de transmisión, como uno de los motivos que llevó a imponer la medida.

Otras metrópolis indias como la occidental Bombay o las meridionales Bangalore o Chennai también han impuesto restricciones similares.

El Ministerio de Salud indio confirmó el miércoles las primeras ocho infecciones por la nueva cepa británica en Nueva Delhi, un día después de que se anunciaran los primeros casos en la India, donde según los últimos datos oficiales de hoy alcanzan ya los 25.

La nueva cepa se detectó en la India después de analizar a alrededor de 33.000 pasajeros llegados desde Reino Unido entre el 25 de noviembre y el 23 de diciembre, cuando se cancelaron todos los vuelos desde el país europeo hasta el 31 de diciembre, una medida que se amplió luego hasta el 7 de enero.

Aunque la India mantiene suspendidos los vuelos internacionales desde finales de marzo, había acordado una veintena de puentes aéreos que conectan al país asiático con otras terminales internacionales, entre ellos con Reino Unido.

La nueva cepa de SARS-CoV-2 detectada en el Reino Unido ha obligado a volver a confinar a millones de británicos y empujado a muchos países a establecer restricciones de viaje, habiéndose encontrado casos ya en varios países europeos, como España y Francia, o asiáticos como Japón o Singapur, entre otros.

La India, el segundo país más afectado del mundo por la pandemia, con más de 10,2 millones de casos, viene experimentando una profunda ralentización en la propagación del virus en los últimos meses, habiendo reportado hoy 21.822 infecciones.

Las autoridades han informado además de 148.738 muertes relacionadas con la enfermedad, 299 en las últimas 24 horas.

De acuerdo con el Ministerio de Salud, este país de 1.350 millones de habitantes solo cuenta con 257.656 pacientes con el virus activo, con un 96 % de recuperaciones.

(c) Agencia EFE