Delfín pidió ayuda y fue liberado por un buzo

El hecho sucedió en Hawái, mientras un grupo se había sumergido en busca de mantarrayas. Keller Laros, buzo profesional, fue el protagonista humano de la historia, en la que un delfín que recorría la zona se convirtió en su paciente.

“La manera en que vino y se apoyó en mí no deja lugar a dudas. El delfín estaba buscando ayuda”, declaró al Daily Mail. El grupo que lideraba escuchó el sonido que describen como “el llanto del delfín”, mientras uno de ellos se acercaba nadando. Laros explicó que se dio cuenta que el animal no tenía libertad total de movimientos al tener una aleta enredada en una línea de pesca con el anzuelo clavado.

Una vez que se acercó e identificaron su problema, Laros intentó ayudarlo mientras el delfín, con paciencia, esperaba casi inmóvil a que el hombre finalizara su tarea. “Trataba de desenredarlo, tenía el gancho en la parte de afuera de la aleta pectoral, y una línea salía de su boca. Pero la línea estaba tan ajustada que le había provocado cortes”, señaló.

Finalmente, Laros extrajo una navaja que llevaba entre sus pertrechos para cortar la línea con cuidado de no dañar más al delfín. “Pude cortar la tanza y liberarlo”, relata el buzo, hecho que se puede ver en el video. El delfín, apenas se sintió más cómodo, subió a la superficie a tomar aire antes de regresar al lugar, donde le extrajeron también el anzuelo.

Pero no llegaron a sacarle el resto de las líneas, ya que en cuanto se sintió libre, el delfín prefirió alejarse de los humanos.

Cargando...

 

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK