Delegación de EEUU no logra asegurar liberación de estadounidenses en visita a Venezuela

·3  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO- Reunión informativa del Departamento de Estado de Estados Unidos en Washington

WASHINGTON/CARACAS, 30 jun (Reuters) - Una delegación estadounidense encabezada por el principal negociador de rehenes del Presidente Joe Biden finalizó el jueves un viaje a Venezuela tras fallar en asegurar por ahora la liberación de estadounidenses detenidos, dijeron funcionarios de Estados Unidos.

El enviado para asuntos de rehenes, Roger Carstens, formó parte del grupo que se reunió con funcionarios venezolanos esta semana para presionar por la entrega de los prisioneros y persuadir al gobierno del presidente Nicolás Maduro para que reinicie las estancadas negociaciones con la oposición del país, según personas familiarizadas con el asunto.

Carstens y el embajador estadounidense para Venezuela, James Story, quien trabaja desde Bogotá debido a que Washington no tiene misión diplomática de alto nivel en Caracas; se centraron en el caso de Matthew Heath, un veterano de la Marina de Estados Unidos hospitalizado después de lo que su familia dijo fue un intento de suicidio la semana pasada tras casi dos años de prisión.

A los funcionarios estadounidenses se les permitió visitar a Heath en un hospital militar de Venezuela, dijeron las fuentes.

Heath es uno de al menos ocho estadounidenses que se sabe están detenidos en Venezuela, incluidos cinco ejecutivos de Citgo Petroleum, una subsidiaria con sede en Estados Unidos de la petrolera estatal venezolana PDVSA.

La visita, que no condujo a comunicados, es la más reciente señal de un tenue reencuentro tras años de hostilidades entre Estados Unidos y Venezuela, que se produce en medio de la guerra de Rusia contra Ucrania, que ha afectado los suministros mundiales de petróleo.

Las conversaciones de esta semana no incluyeron el sector petrolero de Venezuela, que sigue bajo sanciones de Estados Unidos desde 2019, según fuentes familiarizadas con el asunto.

Un portavoz del Departamento de Estado confirmó la partida de Carstens y Story. "El viaje se centró en las discusiones sobre el bienestar y la seguridad de los ciudadanos estadounidenses detenidos injustamente en Venezuela y para presionar por su liberación", dijo el vocero, y agregó que Carstens vio a los detenidos para "evaluar su bienestar".

Según una declaración emitida por la tía de Heath, Trudy Rutherford, en nombre de su familia, la delegación estadounidense "no pudo asegurar una evacuación médica de emergencia para Matthew", pese a los esfuerzos de Carstens.

Heath fue arrestado en 2020 bajo cargos de terrorismo, que él negó. Funcionarios estadounidenses dijeron que Heath no fue enviado por Washington y acusaron a Venezuela de retenerlo bajo cargos falsas.

En marzo, una delegación encabezada por funcionarios de la Casa Blanca, que incluyo a Carstens, se reunió con el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y entre los temas discutidos estuvo la posible relajación de las sanciones estadounidenses.

Venezuela pronto liberó a dos estadounidenses, un exejecutivo de Citgo y un cubanoamericano, y prometió reanudar las conversaciones en México con la oposición. Pero Maduro aún tiene pendiente acordar una fecha para volver a la mesa de negociaciones.

Desde la visita de marzo, la administración de Biden ha tomado algunas medidas para relajar ligeramente su política hacia Venezuela.

Legisladores republicanos y algunos compañeros demócratas de Biden han criticado el enfoque de Estados Unidos por considerarlo demasiado conciliador con Maduro.

(Reporte de Matt Spetalnick en Washington y Vivian Sequera en Caracas.)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.