El delantero Max Strus es el nuevo producto de la cosecha del Heat que brilla en la NBA

·3  min de lectura
Michael Reaves/Getty Images

Max Strus se montó en el último tren del Heat la temporada pasada, cuando el equipo de Miami le ofreció un contrato de dos vías, y este viernes, después de ganarse un contrato regular este año, rescató al Heat en Orlando.

Strus implantó un récord personal en su breve historia en la NBA al anotar 32 puntos y la victoria de Miami 115-105 ante el Magic, encestando 11 de sus 15 disparos, incluyendo ocho de sus 11 tiros de tres puntos.

Realmente Strus estuvo imparable liderando la segunda unidad, lo cual es la mejor de las noticias teniendo en cuenta que el Heat tiene a sus mejores hombres ingresados en la enfermería, sin señales de que alguno pueda retornar antes de fin de año.

Tal vez regrese Tyler Herro, quien se ha perdido ya dos juegos por una contusión en el muslo, tal vez Jimmy Butler ya esté recuperado para la próxima semana de su coxis magullado.

Pero a Bam Adebayo, todavía le queda un mes de recuperación, tras su operación de pulgar, y no se tienen noticias de la vuelta de Markieff Morris (cuello), ni de Victor Oladipo, quien a pesar de haber hecho el viaje, sin prisa sigue su proceso de rehabilitación tras su operación de rodilla.

Butler (22.8 puntos), Herro (20.3) y Adebayo (18.7) son los máximos anotadores del Heat, seguido por Kyle Lowry (13.7) y Duncan Robinson (11.3). Pero a falta de los tres primeros, estos lugares lo han tomado Struss (9.3), acompañado de su compañero de llegada Gabe Vicent (8.1), cuyos 27 puntos ante el Magic también es la mayor de la campaña.

“Estos muchachos no han sido reclutados y tienen grandes sueños, por lo que están dispuestos a esforzarse y a mejoran gradualmente con el tiempo”, dijo el entrenador del Heat, Erik Spoelstra. “Eso es lo que se ha visto con estos dos jugadores y no es algo que haya sucedido de la noche a la mañana”.

Strus en los últimos 10 juego ha subido su promedio a 12.4 puntos y a 13.2 en los últimos cinco. Mientras Vicent en los mismos tramos tiene 12.6 y 14.4.

La pena es que Caleb Martin, se haya perdido estos últimos juegos cumpliendo los protocolos de COVID-19, porque también iba en ascenso. En su último juego contra los Bucks Martin marcó 24 puntos, su mejor puntuación de la temporada.

No hay duda de la extraordinaria visión que tiene el Heat para reclutar jugadores no escogidos en el draft, y el mayor ejemplo es Robinson, quien hoy es uno de los mejores en triples en toda la NBA.

El equipo de Miami es un auténtico desarrollador de talento, lo cual le ha servido ahora para paliar su situación. Tan es así que el quinteto titular tiene en estos momentos dos jugadores no “drafteados” (Robinson y Vicent) y la segunda unidad parece un equipo de la liga de desarrollo (Marcus Garrett, Struss, KZ Opala, Omer Yurtseven.

Completan el grupo de los 10 que están jugado dos veteranos que por una extraña casualidad tampoco fueron elegidos en el draft ellos son nada menos que Udonis Haslem y Dewayne Dedmon.

“Ninguno de ellos fue seleccionado durante la noche del draft. Se necesita una cantidad increíble de perseverancia, confianza en uno mismo y una ética loca de trabajo para seguir trabajando todos los días”, comentó Spoelstra. “Porque tienen muchos más días de adversidad o no tienen tiempo para jugar o realmente no estás viendo progreso”.

Lo curioso es que para nadie es una sorpresa que los que salgan aporten tanto, haciendo que se extrañe mucho menos a los jugadores estelares. Lo mejor es que cuando estos regresen el Heat tendrá mucho más equipo.

Por lo pronto, al quinteto de Miami le queda otro examen en la carretera cuando este domingo (6 p.m. TV: Bally Sport SUN y Radio Mambí) se enfrente a los Pistons en Detroit

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.