Del anonimato al estrellato: conoce a los protagonistas de los fenómenos virales

Para muchos, Jeremy Meeks, “Salt Bae” y “The Backpack Kid” son tan conocidos como estrellas de Hollywood de la talla de Beyoncé o Selena Gomez. Sus rostros invadieron la web, y más tarde, los medios gráficos y la TV. Pero, a diferencia de aquellos famosos que destacan por sus atributos como cantantes, o actores, estos tres caballeros saltaron a la fama porque los usuarios de Internet hallaron en ellos cualidades atractivas y carismáticas y empezaron a compartirlas, tanto, que  ¡sacudieron la Internet! Conoce las historias de vida de estos tres fenómenos virales.

Texto: Pilar Tapia

“The Backpack Kid”

Russell Horning tiene 16 años y es de Georgia, EEUU. En 2014, publicó un video de bailando en Instagram solo por diversión, “pensando que 30 o 40 personas lo verían, pero explotó”, según le cuenta a Complex .

Russell nunca acudió a clases de danza, pero su carisma y sus peculiares movimientos cautivaron a los cibernautas.  Por ese entonces, el jovencito tenía 300 seguidores y el video tuvo 30 visitas. Pero, la cosa no tardó en ponerse seria: “Estaba sentado en la casa de mi amigo y recibí una notificación en Instagram que decía: ‘Te han etiquetado en otra cuenta’. Miré y un chico con 700 mil seguidores publicó el video y me etiquetó. Empecé a obtener miles y miles de seguidores”, revela.

Hoy, su cuenta de Instagram alcanza los casi 1,7 millones de seguidores, que no quieren perderse las andanzas ni los movimientos de este jovencito viral.

En 2017, Katy Perry lo eligió para que subiera al escenario del show SNL,  junto a ella y esto lo catapultó al éxito y a la masividad.

Su icónico paso de baile tiene nombre propio: the floss dance y, lograrlo, se ha convertido en todo un reto viral.

En 2018, inclusive, Russell ganó un premio Kids Choice Awards y para muchos ya es todo un ídolo para el público adolescente.

“Salt Bae”

A veces, un simple y característico gesto puede ser tu pase a la fama, como le sucedió al turco Nusret Gökçe el 7 de enero de 2017, el día en que publicó un video de 36 segundos titulado “Ottoman Steak”.

El hit del video es cuando toma con su mano derecha unos granos de sal y los desparrama desde arriba, con suavidad y elegancia, sin abandonar su compenetración inicial. Esta es la imagen que se convirtió en el meme más prolífico del momento.

Al día siguiente de publicar el clip, Bruno Mars tuiteó una foto de Salt Bae con la leyenda: “Annndddd I’m out”, y nació un meme. En 48 horas, la publicación tuvo 2,4 millones de visitas. Hasta enero de 2018, tiene más 16 millones de visitas, según CNBC .

Antes de ese video, Gökçe ya era un chef y empresario reconocido en Turquía: es propietario de una cadena de parrillas llamada Nusr-et, que funciona en su país natal, en Dubai y Abu Dhabi.

Sin embargo, su camino no fue sencillo. Atravesó una infancia dura. Creció en la pobreza y su educación terminó en forma precoz a los 5 años porque su familia no tenía los medios económicos para solventarla, según Infobae .

De todas formas, logró salir adelante, progresar y cumplir su sueño de tener su propio restaurant (bueno, superó sus expectativas porque tiene unos cuantos). Además, entre sus comensales figuran estrellas como Diego Maradona.

 

Jeremy Meeks

Hoy se lo conoce como “Hot Felon” o “el preso más lindo del mundo”. Sin embargo, allá por 2014, Jeremy Meeks no era más que un hombre común que fue arrestado y sentenciado a más de dos años de prisión, según informa el sitio de la cadena WGN9 .

Mientras estaba tras las rejas, su foto de arresto policial se viralizó después de que el departamento de policía de Stockton la publicara en su página de Facebook. Su belleza no pasó desapercibida y la imagen de Meeks batió récords en Internet. La toma acumuló alrededor de 75 mil Me gusta, 20 mil comentarios y 10 mil acciones, según reporta el periódico The Sun .

Tras dos años en prisión, Jeremy fue liberado, y ni bien salió de la cárcel ya tenía un manager a disposición para lanzarse como modelo.  ¡Wow!

Desde entonces, su carrera en el mundo del modelaje no se detuvo y ha desfilado para importantes marcas y diseñadores como Philipp Plein.

¿Entre dos mujeres? Jeremy estaba casado con Melissa, la madre de sus tres hijos, quien lo acompañó en sus días de prisión y de anonimato.

Sin embargo, en 2017, se hicieron públicas imágenes del ex-convicto muy cariñoso con Chloe Green, hija del multimillonario dueño de las tiendas de ropa Topshop. Y, parece que hasta el momento, el noviazgo marcha muy bien, pues Meeks inició el divorcio de su esposa de 8 años y se muestra muy meloso con su joven novia en las redes sociales.

¿Cuál de ellos es tu fenómeno viral favorito?

También te puede interesar:

¿Los robots sexuales podrían cambiar para siempre a la humanidad? Este sería el motivo
Las 5 canciones preferidas para viajar en coche, según una encuesta