Dejad en paz a Santi Millán. Dejad de ir a las redes de su mujer a insultarla.

·2  min de lectura
Dejad en paz a Santi Millán. Dejad de ir a las redes de su mujer a insultarla.

Dejadle en paz. Dejad de compartir su video. De hacer memes. Chistes. Dejad ya el tema. Aunque sea porque es delito y os puede caer hasta un año de cárcel. Aunque sea por eso.

Dejad también de echarle la culpa a él. Si no se hubiera grabado, si no hubiera conservado el video, si no... Porque, claro que sí, claro que es peligroso. En cuanto te haces una foto íntima o un video, en cuanto algo que no quieres que se vea se almacena en la memoria de cualquier dispositivo, el riesgo está ahí. Y si lo envías a alguien, aunque sea de muchísima confianza, deja de ser tuyo para convertirse en una bomba de relojería que no controlas y que te puede estallar en la cara en cualquier momento.

Los que decís "eso pasa por grabarse", ¿de verdad le estáis echando la culpa a dos adultos que en la intimidad de su casa, o de un hotel, deciden hacer lo que les sale de las narices? ¿A alguien se le ocurre culpar a una persona por ir por la calle hablando por el móvil si de repente le dan un tirón y se lo roban? ¿A que tenemos claro que la culpa es del ladrón y no de la víctima? Pues, en este caso, igual.

Dejad de ir a las redes sociales de la mujer de Santi a llamarla cornuda. ¿Qué pasa en vuestras vidas para que os sintáis con el derecho a hacerlo? ¿Tenéis algún problema mental? ¿Social? Claro, ya os entiendo, que las mujeres siempre las dianas a las que apuntar: si el video es suyo, las zorras, si es de su pareja, las cornudas. Qué curioso que el tratamiento tras la filtración de un video sexual sea distinto dependiendo de si es de un hombre o una mujer. Es a ella a la que se le han llenado las redes de insultos. A él, sin embargo, muchos hombres le tienen envidia. He llegado a leer cosas como qué maravilla de pulso tiene para sostener el móvil tan centrado en esta circunstancia.

¿Es posible que por un momento os pongáis en la piel de las víctimas? Porque aquí, de lo que se trata, es de ellas, de las víctimas. ¿Es posible que por un momento imaginéis que os pasa a vosotros? ¿Seríais capaces de esta pequeña muestra de empatía?

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.