Deja 11 detenidos segunda jornada de manifestaciones en Guadalajara

Guadalajara, 5 Jun (Notimex).- Las tres manifestaciones que se llevaron de forma simultánea en tres puntos de la ciudad para exigir justicia por el asesinato de Giovanni López y la libertad de los 28 detenidos el pasado jueves, dejaron 11 detenidos, nueve de ellos hombres y dos mujeres.

Las detenciones se llevaron a cabo en las inmediaciones de Plaza de Armas, frente a Palacio de Gobierno, en el centro de Guadalajara. Un grupo de manifestantes que exigían la liberación de los 28 detenidos el jueves pasado, arremetió contra patrullas de la Comisaría de Guadalajara, extrajeron escudos y realizaron pintas.

Elementos municipales comenzaron a detener a quienes identificaron como manifestantes y fueron sometidos hasta por cinco elementos, quienes los tiraron a piso, los cargaron tomándolos de pies y manos y los remitieron a la Fiscalía Estatal, donde se realizó otra concentración.

En la Calle 14 de la zona industrial, se reunió un grupo de alrededor de 70 personas, que fueron contenidos por vallas a varios metros de la Fiscalía. Algunos participantes denunciaron que varias personas fueron detenidas en las calles aledañas mientras se dirigían a la protesta.

Después de permanecer una hora en la sede de Fiscalía, caminaron por las avenidas 8 de julio, donde detuvieron el tráfico, siguieron su ruta a la confluencia de avenida Colón y Fray Antonio Urdaneta para bloquear la Línea 1 del Tren Ligero, donde comenzaron los roces con pasajeros.

Los manifestantes bloquearon la circulación de automóviles en las avenidas Colón y Lázaro Cárdenas, se mantuvieron por más de una hora en el punto donde gritaron frases como “Giovanni no murió, el Estado lo mató". Pasadas las 21:00 horas, los participantes se dispersaron.

Finalmente, en Casa Jalisco, residencia del gobernador de Jalisco, alrededor de 70 personas se concentraron en la avenida Manuel Acuña, para exigir justicia por el asesinato de Giovanni López. Durante más de dos horas bloquearon la circulación de vehículos, gritaron frases como “Fuera, Alfaro. Justicia, justicia”.

Casa Jalisco fue protegida con vallas antidisturbios y custodiada por 50 elementos de la policía estatal, quienes fueron blanco de insultos. La tensión sólo se vivió cuando elementos de la policía vial abrieron la circulación vehicular, lo que molestó a los manifestantes que intentaron perseguir a los elementos motorizados mientras se retiraban.

Algunos participantes de la concentración intentaron derribar las vallas sin éxito. Al final del día el ambiente en Guadalajara se vivió con una tensa calma.

-Fin de nota-

 

NTX/FDG/ACP