Deichmann, el "Forrest Gump alemán", confiado en completar su proeza

Cancún (México), 3 oct (EFE).- El alemán Jonas Deichmann, quien recorre el mundo a nado, en bicicleta y corriendo, aseguró este domingo que, si bien acumula cansancio extremo, la ilusión de ayudar a niños de África lo llevará a completar su proeza.

En septiembre de 2020 Deichmann inició en Alemania un triatlón alrededor del mundo y, con el patrocinio de una ONG, al terminar donará bicicletas a niños de África con dificultades para trasladarse a la escuela.

"Yo trabajo con una ONG que da bicicletas para niños en África, de los pueblos chiquitos donde no hay escuela, para que puedan ir, ya que a veces está a 15 o 20 kilómetros de distancia. La educación es el futuro", reveló a Efe.

Apodado como el "Forrest Gump alemán", el deportista cumplió este domingo la penúltima parada en el trayecto, de Tijuana a Cancún, en 120 días, parte del circuito iniciado hace poco más de un año. Llegó al poblado rural de Leona Vicario, del cual saldrá mañana al balneario de Cancún.

Después de comer tamales y frutas en una fonda a un costado de la carretera en la comunidad de Santo Domingo, Deichmann confesó sentir emoción por haber podido correr tantos kilómetros en México, donde ha recibido mucho cariño desde su llegada en junio.

"Estoy feliz de llegar a Cancún, después de más de un año de viaje y ahora corriendo 119 maratones en menos de cuatro meses. Estoy muy cansado, especialmente por el calor de Yucatán. Mañana será el último maratón, mi familia ya está ahí y mucha gente esperando", señaló.

La jornada de este domingo comenzó en el poblado de Nuevo Xcan desde las cinco de la mañana y terminó pasadas las 4 de la tarde. Estuvo marcada por condiciones meteorológicas muy variables que incluyeron fuertes lluvias aisladas y temperaturas por encima de los 30 grados celsius.

Para completar la vuelta al mundo, Jonas aún debe realizar un recorrido hasta Portugal, que espera que sea en barco, si logra conseguir el traslado en alguna embarcación. Después de eso, planea subirse a una bicicleta para recorrer 4.000 kilómetros hasta llegar a Munich, en Alemania.

La barba crecida y la gorra forman parte de un sueño que el alemán está haciendo realidad: imitar al personaje Forrest Gump.

"Forrest Gump siempre fue mi película favorita de niño, es un personaje muy inocente y muy bueno, por eso sabía que si un día corría en un país, lo iba a hacer con la barba grande y el gorro de Bubba Gump", concluyó.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.