Matías Tombolini admitió que “perdimos la idea de cuánto valen las cosas” y que esto tiene que “con la tasa de inflación”

·4  min de lectura
Matías Tombolini aspira a ser candidato a jefe de gobierno porteño y lanza un partido llamado APPS
El secretario de Comercio, Matías Tombolini

El secretario de Comercio, Matías Tombolini, dio este miércoles una entrevista televisiva en la que admitió que “perdimos la idea de cuánto valen las cosas” y que esto tiene que “con la tasa de inflación”. “Magia no hay”, respondió cuando le consultaron sobre la posibilidad de que se generen nuevas medidas para garantizar el acceso a la Canasta Básica Alimentaria e insistió en que la solución al problema es macroeconómica.

“Desde que llegamos a la Secretaría y en función de la hoja de ruta de [el ministro de Economía, Sergio] Massa -que planteó los lineamientos macroeconómicos-, a mí me toca la micro, que tiene que ver con conseguir orden en los precios, garantizar el abastecimiento y cuidar las divisas”, graficó el funcionario en A24 ante una pregunta sobre el rol del Gobierno en la lucha contra la dispersión de precios.

Tras ello reconoció que la falta de referencia es un “dato de la realidad que se da en un montón de productos” y agregó: “Hemos perdido la idea de cuánto valen las cosas y esto tiene que ver un poco con la tasa de inflación y otro poco con esta dinámica en donde muchas veces la lluvia de ofertas termina distorsionando el precio pleno, el precio real que se está pagando por los productos. Por eso generar orden en los precios lo que te permite es que los precios representan una unidad de información útil para decidir. Hoy no la tenés”.

Frente a este escenario, indicó que desde su cartera se llevan adelante diferentes acciones tendientes a paliar este fenómeno, incluido el relanzamiento de Precios Cuidados. “[La iniciativa] nació en 2014 con un modelo que realmente funcionó como precio de referencia. Esto te permite intentar planificar e informarte dónde están los mejores precios y ahí ya tenés una herramienta vigente, que es preciosclaros.gob.ar”, explicó.

A continuación, a Tombolini le consultaron cuál es el nivel de abastecimiento de productos de Precios Cuidados en las góndolas de los comercios. Entonces, desarrolló: “Hoy está en torno al 60% ¿Por qué vemos la góndola a veces vacía con Precios Cuidados? Lo que pasa es que muchos precios de Precios Cuidados quedaron desfasados producto de congelamientos y retrasos en la actualización. Eso se soluciona acomodando los precios relativos: tratando de que el resto de los precios se acomoden un poco a la baja y encontrando un promedio razonable.”

De acuerdo con el economista, la distorsión que se observa en la actualidad “muestra que quien pone los precios maximiza su tasa de ganancias” y frente por eso insistió en que “en la nueva versión de Precios Cuidados se va a retomar la versión del 2014, hablando de precios de salida de fábrica, de mayoristas y de venta al público”. “Necesitamos a toda la cadena comercial”, enfatizó.

“Magia no hay”

En otro tramo de la entrevista, a Tombolini volvieron a preguntarle sobre la cadencia con la que se registran los aumentos de precios en los alimentos y en particular en productos como la leche, a lo que respondió: “Lo que aumente siempre es mucho, porque nosotros tenemos que tratar de que el sueldo te alcance para llegar a fin de mes y la Argentina tiene un problema serio con la inflación que no se resuelve desde la microeconomía, sino haciendo que tengamos una moneda más fuerte y recuperando la confianza y mejorando el nivel de reservas. Después, lo que tenemos es una política de acuerdos con las compañías y la revisión”.

En ese contexto, expresó que el consecuente aumento de la Canasta Básica “es una realidad compleja que no puede negarse”. “Actuamos con Cortes Cuidados y otras herramientas, pero la solución es macroeconómica”, reiteró, y ante una pregunta sobre si es posible crear un nuevo plan para hacerle frente a la situación respondió: “Magia no hay. La inflación se resuelve recuperando la confianza en nuestra moneda y tenés un ministro que ahora fue a EE.UU. a contar nuestra hoja de ruta. Mientras tanto, mi tarea es acordar con los sectores para que no sean abusivos”.

Por último, vaticinó con relación a los indicadores de inflación correspondientes a agosto que se conocerán en los próximos días: “Cuando asumimos, sabíamos que julio era un mes difícil, lo mismo que agosto”. En ese sentido, explicó que tras la salida de Martín Guzmán del Gobierno “hubo mucho comportamiento defensivo por parte de consumidores y empresas y eso te generó un fogonazo en julio y seguramente en agosto”, ante lo cual expresó: “Nosotros estamos tratando de transformar la tendencia. Lo que no quiere decir que podemos pretender soluciones de un día para el otro”.