Con la definición de insania de Albert Einstein, The Economist disparó contra el el kirchnerismo

·3  min de lectura
Captura del duro artículo de The Economist contra la Argentina
Captura

“La inclinación del peronismo por controles está frenando al país”. Sin tapujos, la revista británica The Economist publicó un duro análisis de la Argentina, luego de que el Gobierno nacional impusiera un congelamiento de precios en más de 1400 productos como receta para contener la inflación.

“La definición de locura, supuestamente dijo Albert Einstein, es hacer lo mismo una y otra vez y esperar un resultado diferente” , comenzó el artículo, que remarcó con ironía: “El gobierno peronista de la Argentina parece encontrar esta simple regla tan desconcertante como otros encuentran la teoría general de la relatividad”.

The Economist remarcó que la decisión anunciada por el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, llegó tras la derrota electoral del Frente de Todos en las elecciones PASO del mes de septiembre. “La lección que extrajo Cristina Fernández de Kirchner, la poderosa vicepresidenta que ocupó el máximo cargo de 2007 a 2015, fue que el gobierno había intervenido muy poco en la economía”, advirtió la publicación.

Con citas a la falta de “lógica económica” que mencionó el expresidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, ante el anuncio, la revista británica señaló: “Es el propio gobierno la razón por la que Argentina tiene la inflación más alta de todas las economías más grandes del mundo (salvo Venezuela, cuyo gobierno es aún más adicto a los controles)”.

Así, se hizo un repaso por otras medidas similares, como los límites a las tarifas de servicios públicos. “El país ha estado aquí antes”, sostuvo The Economist en su análisis, y continuó: " La inclinación del peronismo por el proteccionismo, los subsidios y la sujeción del tipo de cambio significa que Argentina sufre déficits fiscales crónicos y escasez de divisas”.

“Entonces, ¿por qué repetir una receta fallida?”, se preguntó la revista. “La lectura del sector kirchnerista es que representan intereses que se benefician de la protección (industriales establecidos), o son mitigados por subsidios (los pobres)”, contestó, y continuó: “Los controles aseguran una especie de estabilidad, evitando la hiperinflación”.

Esa situación económica, que The Economist llamó “estabilidad artificial” tiene un costo: la economía casi no ha experimentado un crecimiento desde 2008. La revista procedió a enumerar una serie de aspectos negativos: “los salarios han aumentado menos que la inflación en ocho de los últimos diez años y los argentinos se estaban volviendo cada vez más pobres incluso antes de la pandemia”.

Un nuevo interrogante: “¿puede el gobierno mantener el control hasta las próximas elecciones presidenciales en 2023?”.

Mientras que la revista consideró que perder las elecciones generales de medio término podría ser “un golpe más” para el Gobierno, “aún puede haber margen para salir adelante, especialmente si el gobierno llega a un acuerdo con el FMI”.

Incluso si la administración de Alberto Fernández no alcanzara un acuerdo con el Fondo, el oficialismo podría financia el déficit con la impresión de dinero, según The Economist. “La gran pregunta es si los argentinos se han cansado por fin de las políticas fallidas de los kirchneristas”, sostuvo el artículo, y cerró: “Sus políticas ofrecen un empobrecimiento más lento pero inexorable sin ninguna esperanza de crecimiento. Los argentinos pueden llegar a darse cuenta de eso”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.