Se define el futuro de la enfermera acusada de las muertes de dos bebés y un insólito papelón en el expediente

·3  min de lectura
Brenda Agüero lleva casi un mes detenida
Brenda Agüero lleva casi un mes detenida - Créditos: @Gentileza: Cadena3

CÓRDOBA.— A finales de este mes o a principios de octubre, podrían terminarse las pericias psicológicas y psiquiátricas que ya se le realizan a Brenda Agüero, la enfermera de 27 años detenida e imputada por la muerte de, al menos, dos de los cinco bebés que fallecieron de manera sospechosa en el Hospital Materno Neonatal de Córdoba.

La mujer está detenida en la cárcel de Bouwer desde el 19 de agosto y se la mantiene aislada del resto de las presas por cuestiones de seguridad. Recibe las visitas de su familia y la semana pasada prestó, por primera vez, declaración indagatoria.

En esa oportunidad reiteró su inocencia, aseguró que había manifestado su “preocupación” por la muerte a su superior y a la delegada del Sindicato de Empleados Públicos (SEP), que en la farmacia del hospital había “robos” de medicamentos y que hubo, por lo menos, una muerte sospechosa y un bebé con “pinchazos” el año pasado. Los fallecimientos que siguen un mismo patrón, hasta el momento, son entre marzo y junio pasados.

De los cinco bebés muertos, solo hay autopsias de dos, quienes fallecieron el 6 de junio, cuando hubo otros dos que se descompensaron pero sobrevivieron. La imputación de Agüero fue ordenada por el fiscal Raúl Garzón cuando recibió estudios anexos que marcan que el nivel de potasio encontrado en el cuerpo era “incompatible con la vida humana”. La híper potasemia no se produce naturalmente en bebés recién nacidos sanos y de madres sanas.

Luis Pareja, uno de los defensores de Agüero, confirmó a LA NACION que los peritajes psicológicos y psiquiátricos “van más allá, son más profundos” que los de rutina que apuntan a determinar si una persona es imputable o no. El abogado ratificó que la joven imputada por homicidio agravado reiterado, se “quiebra” cuando habla de su familia, por el vínculo estrecho que tiene con su madre y sus hermanas.

Madres, padres, familiares y allegados de los bebés nacidos sanos que murieron en el Hospital Materno Neonatal Ramón Carrillo, de la ciudad de Córdoba, se movilizaron esta noche por las calles céntricas, reclamaron justicia y cargaron contra el Gobierno de la provincia al señalar que "no solo el exministro de Salud Diego Cardozo es responsable".
Uno de los tantos reclamo de familiares de bebés que fallecieron en el hospital Neonatal de Córdoba - Créditos: @Laura Lescano / Télam
Reclamo de familiares de bebés muertos en hospital Neonatal de Córdoba.
De los cinco bebés muertos de forma sospechosa, solo hay dos autopsias correspondientes al 6 de junio

Además de Agüero, están imputadas en la causa por omisión de los deberes de funcionarios públicos, la exdirectora del Neonatal, Liliana Asís, a la exjefa del Servicio de Neonatología, Marta Gómez Flores, y a Adriana Morales, a cargo del Departamento de Neonatología. Todavía no declararon.

Pareja y Luis Obregón, los defensores de Agüero, reclaman que todavía no pudieron acceder al expediente. Esta semana realizaron la presentación ante Juan Manuel Delgado, fiscal General de la Provincia, pidiendo que ordene una investigación porque entienden que hay “filtraciones” de la causa que “atentan contra el debido proceso”.

El hecho terminó en un papelón y fue admitido y rectificado por los abogados. Es que habían supuesto que informaciones periodísticas referidas a “la apertura del teléfono” eran de Agüero cuando, en realidad, hacían referencia al móvil de Brenda Uliarte, una de las detenidas por el atentado a la vicepresidenta Cristina Fernández.

Causas derivadas

Además de la causa que lleva adelante Garzón, sigue la que investiga la reunión entre el abogado Alejandro Escudero Salama, a quien el Ministerio de Salud provincial había destinado a la investigación administrativa de los casos, con el fiscal Guillermo González y el director de la Morgue Judicial, David Dib.

Dib declaró que el 16 de mayo, los tres estuvieron reunidos porque González les quería comentar sobre las muertes sospechosas que había en el Neonatal. Hasta ese momento eran tres, pero no hubo denuncia. La Justicia deberá determinar si se incurrió en “encubrimiento”.

Por otro lado, Salud puso en marcha otra investigación administrativa por las declaraciones de mamás que parieron en el Neonatal y que dieron cuenta de violencia en el trato. Lo que describieron va en contra de lo establecido en la ley de Parto Respetado. Hablaron del tema en el encuentro que mantuvieron con el gobernador Juan Schiaretti.