Defensores de inmigrantes protestan en N. Jersey

Más destacado

JERSEY CITY, Nueva Jersey, EE.UU. (AP) — La hija de Mariela Castaño estaba tan preocupada de que su madre participara en una protesta contra las condiciones en los centros de detención de inmigrantes que le rogó llevar algún documento de identificación, el cual le serviría en caso de ser arrestada.

Castaño, inmigrante no autorizada de origen peruano, estaba entre un centenar de manifestantes que se congregaron el miércoles en el parque Liberty State, de Jersey City, para una marcha anual del Miércoles de Ceniza. Esperaban llamar la atención sobre un centro de detención de inmigrantes que supuestamente privilegia el lucro por encima del trato a los confinados.

"Creo en esta causa y creo en Dios, así que estoy corriendo el riesgo de hablar", dijo Castaño. "Hablo con la esperanza de llamar la atención de aquellos, como el presidente y los senadores, que tienen el poder de cambiar el sistema".

Inmigrantes con y sin permiso, que enfrentan deportaciones o son puestos por otro motivo bajo custodia federal, son sujetos de detención obligatoria. Se les retiene en distintas instalaciones del país, desde centros de detención manejados por contratistas privados, hasta cárceles locales que reciben un reembolso del gobierno federal por cada persona que permanezca confinada ahí.

Se les clasifica como detenidos por motivos civiles, no penales, y los defensores de los derechos de los inmigrantes han argumentado desde hace años que la mayoría son personas que representan un riesgo bajo y que no deberían estar detenidas a fin de cumplir con las órdenes de deportación o con las obligaciones judiciales.

"Pese a que los políticos en Washington parecen comprometidos con una reforma amplia de inmigración, no vemos señales de que el gobierno federal reduzca su dependencia respecto de un sistema que crece, representa un desperdicio de recursos y resulta inhumano", dijo Lorna Henkel, de IRATE & First Friends, uno de los grupos que organizaron el acto del miércoles.

Harold Ort, vocero del servicio federal de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), dijo que la agencia había logrado "avances tremendos" en la reforma del sistema de detención civil desde 2009, cuando el gobierno del presidente Barack Obama prometió modificaciones.

El ICE colabora también con organizaciones no gubernamentales a fin de implementar nuevas políticas e iniciativas para la detención de inmigrantes. El objetivo es priorizar "la salud y seguridad de los detenidos bajo nuestra custodia, al mismo tiempo que se mejora la supervisión federal y las condiciones de confinamiento dentro del sistema", dijo Ort.

En su discurso del martes sobre el Estado de la Nación, Obama convocó a la apertura de una vía para que los inmigrantes que se encuentran sin autorización en el país adquieran la ciudadanía estadounidense. El miércoles, la Comisión Judicial del Senado realizó una audiencia sobre el asunto, y el presidente demócrata del panel convocó a tomar medidas prontas, mientras que los republicanos instaron a reforzar primero la seguridad en la frontera.

___

Samantha Henry está en Twitter como https://www.twitter.com/SamanthaHenry.

Cargando...