Defensores de animales liberan a perros del Cemca en Mérida

·2  min de lectura

MÉRIDA, Yuc., diciembre 18 (EL UNIVERSAL).- Varios rescatistas y defensores de los animales irrumpieron las instalaciones del Centro Municipal de Control Animal (Cemca) para liberar a varios perros que se encontraban en este sitio.

Lo que comenzó como una manifestación pacífica, se tornó tensa, cuando los asistentes buscaron por varias vías ingresar al lugar, ubicado sobre el anillo periférico norte de Mérida, con la idea de rescatar a los animales que estaban en la perrera, pues temían que fueran sacrificados.

"Hay que respetar la vida y no solo la vida de los humanos, sino de los animales. Es una pena que teniendo códigos y legislaciones nuestro estado es uno de los que menos respeta la vida animal", dijo Mónica Gómez, una de las manifestantes.

Según los inconformes, el Cemca no es un lugar adecuado para el tratamiento de animales, pues carece de instalaciones en buenas condiciones, además de que, no se les brinda un trato digno a los perros y gatos que son atrapados.

Es por eso que pidieron que este sitio sea transformado en un centro de bienestar animal donde se garantice una adopción adecuada y sobre todo, se evite el sacrificio y matanza de los animales.

"Es importante que se priorice las adopciones, la rehabilitación de animales, como en otros estados, que se tenga más tiempo a los animales, no solo 72 horas, se les duerma, sino que haya un trabajo con la iniciativa privada, los rescatistas, el gobierno, que se junten todos para trabajar en pro de los animales", dijo Raúl Argáez, conocido rescatista y defensor de los animales.

"Inclusive, se puede ver otro lugar porque ya está muy chico para tantos animalitos, no existe área de cuarentena, o sea que, si animales enfermos vienen, contagian a los sanos", apuntó.

En la protesta, los quejosos pidieron ingresar al Cemca para adoptar a los perros, pero ningún empleado les permitió el acceso por lo que intentaron forzar las rejas.

Al no lograrlo, buscaron cerrar un carril del periférico norte de Mérida, aunque elementos de la policía estatal les pidieron no hacerlo, debido a que en ese momento había una importante carga vehicular.

Por parte del Ayuntamiento de Mérida, Arturo Antuña Silveira, subdirector de Servicios Públicos Municipales, ofreció a los inconformes tender un canal de diálogo con los manifestantes.

"Estamos en las mejores condiciones como ayuntamiento de platicar con ustedes, pero vamos a hacerlo de manera organizada", agregó.

Los manifestantes lograron que se detengan las actividades en el sitio, aunque será la próxima semana cuando se inicie la mesa de diálogo en torno a atender las demandas de los rescatistas, con miras a mejorar las condiciones del Centro de Control Animal y evitar la matanza de animales que son llevados a ese lugar.