La Defensoría del Pueblo destaca que la marcha en Lima no haya tenido muertos

Lima, 20 ene (EFE).- La defensora del pueblo, Eliana Revollar, destacó este viernes que la masiva movilización antigubernamental en Lima, que congregó el jueves a miles de personas, no tuviera "un costo social" de muertos en la capital de Perú, a pesar de que sí se produjeron dos decesos en otros puntos del país.

Al hacer un balance de la marcha denominada "toma de Lima", Revollar dijo a la emisora RPP que "ha sido una jornada tranquila, no ha habido costo social en muertos", aunque ha habido "heridos y detenidos".

"En la capital, ha sido una jornada que se ha llevado dentro de los márgenes, aparte del incendio", ocurrido en una casona del centro histórico, patrimonio de la humanidad, anotó.

Para Revollar es destacable la "protesta pacífica" del jueves en Lima y añadió que "los grupos violentistas", que atacaron a la Policía Nacional en algunos puntos de la ciudad, tienen que ser puestos a disposición de las autoridades.

Por otro lado, la defensora del pueblo informó que, en la jornada del jueves, "dos personas perdieron la vida" en las sureñas ciudades de Macusani, en la región Puno, y en Arequipa, a raíz de los enfrentamientos con las fuerzas del orden en las protestas que se realizaron en varios lugares del territorio.

En esa jornada hubo "enfrentamientos en seis ciudades", dijo Revollar y agregó que les preocupó especialmente el daño en las instalaciones de los aeropuertos de Arequipa y Cuzco, que tuvieron que suspender sus operaciones.

Las acciones colectivas de protesta, que piden la renuncia de la presidenta Dina Boluarte, el cierre del Congreso y la convocatoria a elecciones adelantadas y una asamblea constituyente, se produjeron en un 38 % de provincias del Perú, anotó la defensora.

Añadió que su oficina pidió a la Policía Nacional el cumplimiento del marco legal en sus planes de control del orden público porque tenían "mucha preocupación" por el desplazamiento de "delegaciones de ciudadanos" procedentes de varias regiones alejadas del país.

Expresó que ahora "es importante llamar a todas esas organizaciones, a los delegados de las comunidades" que llegaron a Lima para marchar contra el gobierno con el fin de resolver sus demandas porque además de los reclamos de carácter político, han venido con "la expectativa de cambio en sus condiciones de vida, aquello que históricamente demandamos".

"Es un oportunidad para el diálogo, basta de esta violencia", manifestó Revollar y pidió a la clase política actuar en consecuencia.

Las protestas han dejado 44 manifestantes y un policía muertos, mientras que otras 14 personas, entre ellas un bebé nonato y cuatro haitianos, han fallecido por distintas causas provocadas por los bloqueos de carreteras.

Según datos oficiales, los puntos con tránsito interrumpido ascendieron este jueves a 127 debido a los bloqueos de carreteras que afectaron 26 vías de 18 de las 25 regiones peruanas.

(c) Agencia EFE