La defensa de Cristina Kirchner insiste en recusar a los fiscales y a un juez de la causa Vialidad

·2  min de lectura
Cristina Kirchner y su abogado Beraldi, claves en las definiciones judiciales; resta que declaren unos 90 testigos, entre ellos Alberto Fernández, Sergio Massa y otros exjefes de gabinete
Cristina Kirchner y su abogado Carlos Alberto Beraldi, durante una audiencia de la causa Vialidad

La defensa de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, encabezada por el abogado Carlos Beraldi, apeló hoy la resolución que rechazó la recusación planteada contra los fiscales y contra uno de los integrantes del tribunal del juicio por Vialidad, donde se investiga el supuesto direccionamiento de la obra pública en Santa Cruz en favor del empresario Lázaro Báez, según consignó la agencia de noticias Télam.

Beraldi había planteado que tanto el juez Rodrigo Giménez Uriburu, como los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola no debían continuar con sus funciones en el proceso penal alegando una supuesta cercanía con el expresidente Mauricio Macri.

El fin de semana de Brenda Uliarte y el grupo de vendedores de copos de nieve

Para la defensa de la vicepresidenta, ese vínculo se sostiene en que Luciani y Giménez Uriburu integraban un equipo de fútbol que jugó torneos en la quinta “Los Abrojos”, propiedad de Macri.

Ni Luciani ni Giménez Uriburu negaron haber ido a jugar a la quinta del expresidente, pero afirmaron que fue para participar de un torneo amateur donde había muchos otros equipos y que fue antes de que recibieran el caso Vialidad.

Al defenderse de la recusación inicial planteada por Beraldi, Luciani dijo que las causales que le reprochan no encajan en ningún artículo de la ley y que “no resisten ningún análisis” jurídico. “Es la primera vez que me recusan en mi carrera”, dijo. “Este planteo es de mala fe y absolutamente temerario”, agregó.

Al concluir sus alegatos, los fiscales Luciani y Mola pidieron una condena de 12 años de prisión para la vicepresidenta e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos, al considerarla jefa de una asociación ilícita que defraudó al Estado.

El planteo de la vicepresidenta fue rechazado por el Tribunal Oral Federal 2, con la firma de los jueces Jorge Gorini y Andrés Basso, por entender que la recusación carecía de “elementos de prueba” .

Discurso del odio: lo que decían funcionarios y dirigentes kirchneristas antes y durante el gobierno de Macri

Contra esta decisión recurrió hoy en queja Beraldi y el planteo quedó radicado en el sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal, que integran Mariano Borinsky, Javier Carbajo y Gustavo Hornos.