Defensa de CFK dice que acusaciones de fiscales son falsas

·3  min de lectura
La vicepresidenta argentina Cristina Fernández saluda a sus seguidores y a la prensa al salir de su casa, un día después de que una persona le apuntara con un arma afuera de su residencia en el barrio de Recoleta de Buenos Aires, Argentina, el viernes 2 de septiembre de 2022. (Foto AP/ Gustavo Garello) (ASSOCIATED PRESS)

BUENOS AIRES (AP) — El abogado de la vicepresidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner en el juicio que se le sigue por presunta corrupción aseguró el lunes que decenas de declaraciones testimoniales y documentos han demostrado que las acusaciones de la fiscalía son falsas.

“La verdad siempre triunfa...”, dijo Carlos Beraldi, uno de los abogados de la también expresidenta (2007-2015) durante el inicio de los alegatos de la defensa en el juicio que comenzó hace tres años ante un tribunal federal en Buenos Aires.

Beraldi sostuvo que la dirigente peronista y su defensa han soportado “distintas arbitrariedades insólitas” durante la instrucción de las investigaciones y el proceso judicial "que no tienen antecedentes en nuestro país ni creo que en el mundo".

Diego Luciani, uno de los fiscales del juicio a la vicepresidenta, ha pedido su condena a 12 años de prisión e inhabilitación para ejercer cargos públicos tras acusarla de haber liderado una organización delictiva que adjudicó de forma irregular durante su mandato (2007-2015) unas 51 obras públicas a Lázaro Báez, un empresario allegado de la provincia sureña de Santa Cruz. También la acusó de una defraudación al Estado de unos 1.000 millones de dólares.

El fiscal dijo que “estamos ante la mayor maniobra de corrupción que se haya conocido en el país”.

Pero Beraldi sostuvo que las pruebas presentadas por Luciani y su colega Sergio Mola son falsas y sus imputaciones han quedado “fulminadas” por las declaraciones de testigos, contadores, peritos e ingenieros durante casi tres años de juicio oral.

El letrado inició un repaso de las denuncias presentadas desde 2008 contra la vicepresidenta y apuntó además que los hechos que se ventilan ya fueron desestimados por la justicia de Santa Cruz.

En la causa se juzgan supuestos delitos con la obra pública nacional en ese distrito entre 2003 y 2015, como supuestas adjudicaciones direccionadas y falta de controles y presuntos sobreprecios.

Los abogados esgrimieron un informe de la Oficina Nacional de Presupuesto para rechazar que hubiera sobreprecios en las obras e intentaron demostrar que no hubo irregularidades en los montos distribuidos y que el Congreso lo controló.

La vicepresidenta sostiene que las acusaciones de las que es objeto fueron armadas por opositores en connivencia con sectores judiciales para perseguirla políticamente.

Luego de que Beraldi finalizó su exposición, la exmandataria dijo en su cuenta de Twitter que el abogado “probó en forma documentada -como debe hacerse en cualquier juicio- que Luciani y Mola mintieron descaradamente. Él, por decoro profesional, lo llamó mala praxis”.

Este es el primer pedido de una condena para la expresidenta en una docena de causas judiciales por diversos delitos, algunas de las cuales fueron cerradas y otras continúan bajo investigación.

En el juicio en curso, luego del alegato de la defensa de Fernández de Kirchner - que se prolongará durante varios días- se pronunciarán las defensas de otros procesados. El veredicto se conocería antes de que finalice el año.

En caso de ser condenada Fernández de Kirchner puede apelar la sentencia ante distintas instancias judiciales en un proceso que puede estirarse años. La ley no le impide presentarse a cargos públicos en las elecciones generales de 2023 hasta tanto la Corte Suprema de Justicia no se pronuncie de manera definitiva.