Defensa de Alejandro Toledo usa su "falta de paciencia" como prueba en juicio

·2  min de lectura

San Francisco, 10 sep (EFE News).- En un argumento de lo más curioso, la defensa en el caso de extradición en Estados Unidos del expresidente peruano Alejandro Toledo, a quien se acusa en su país de corrupción, usó la supuesta "falta de paciencia" del exmandatario como prueba de que no recibió sobornos multimillonarios.

En documentos entregados a la corte en EE.UU. por el abogado de Toledo, Graham Archer, y a los que tuvo acceso Efe, se asegura que el expresidente peruano ha llevado "un estilo de vida modesto, pero cómodo" desde que dejó la Presidencia en 2006.

Según el razonamiento de la defensa, si Toledo hubiese cobrado millones de dólares en sobornos tal y como se le acusa, su falta de paciencia le habría impedido no gastarlos y mostrar opulencia a lo largo de estos años.

Toledo "no es un hombre paciente, tal y como la corte ha podido comprobar periódicamente", reza el escrito presentado por Archer ante el juez Thomas Hixson de San Francisco (California, EE.UU.), que lleva el caso.

La falta de paciencia a la que el texto alude es una referencia velada a las múltiples ocasiones en que el expresidente se ha saltado las condiciones del arresto domiciliario al que está sujeto desde marzo del año pasado, que le han valido duras reprimendas por parte del juez.

"La teoría de la culpabilidad de Toledo no solo no encuentra apoyo en las pruebas, sino que además es completamente implausible cuando se tiene en cuenta el contexto", argumenta la conclusión del escrito presentado ante el magistrado, en que le pide que por este motivo rechace la extradición del expresidente a Perú.

Toledo fue detenido en julio de 2019 en California, donde ha residido durante los últimos años, y estuvo ocho meses en prisión al apreciar el juez un riesgo de fuga, aunque finalmente pudo salir de la cárcel y pasar a una situación de arresto domiciliario en marzo de 2020, con el estallido de la pandemia de covid-19.

El juicio de extradición del expresidente, a quien en su país se le acusa de corrupción por supuestamente aceptar sobornos durante los años en que fue presidente, ha sido pospuesto varias veces siempre a petición de su defensa, que pide más tiempo para revisar y traducir los documentos enviados por Perú.

Actualmente está fijado su inicio para el 23 de septiembre.

Según las investigaciones de la Fiscalía peruana, Toledo habría recibido hasta 35 millones de dólares de la constructora Odebrecht a cambio de favorecer a la empresa brasileña en sus negocios en Perú, cuando aún era presidente.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.