Dedican memorial a joven asesinada en Chimalhuacán

CHIMALHUACÁN, Méx., marzo 12 (EL UNIVERSAL).- Frente al Centro de Justicia de Chimalhuacán fue colocado un memorial para honrar a Diana Velázquez Florencio, una joven de 24 años de edad, quien fue asesinada en el 2017 y su cuerpo fue confundido con el de un hombre.

Al sitio acudieron familiares de la chica quien salió de su casa en Chimalhuacán para hacer una llamada por teléfono porque en el interior no tenía señal, luego fue robada, golpeada, violada y asesinada el 2 de julio del 2017.

Su cadáver fue dejado en la calle Francisco I. Madero, a unos metros del Centro de Justicia de Chimalhuacán y fue levantado como si tratara de un hombre para que no se iniciara la investigación como feminicidio, denunció su madre Lidia Florencio Guerrero.

Diana, fue encontrada por su hermana Laura cinco días después en el Servicio Médico Forense de Nezahualcóyotl, tirada en el piso y sin que una sábana cubriera su cuerpo que ya estaba en descomposición.

Los seres queridos de la muchacha denunciaron que desde un principio las autoridades ministeriales no las apoyaron para encontrarla, no quisieron iniciar su búsqueda hasta que pasaran 72 horas y les dijeron que seguramente se había ido con el novio.

Han pasado dos años ocho meses del crimen y no hay una línea de investigación seria que permite dar con el paradero del feminicida, acusó la madre de la joven.

La propia familia es la que se ha dedicado a buscar en este tiempo alguna pista que les aporte datos para el esclarecimiento de su muerte.

Familiares de Diana, acompañados por integrantes de organizaciones sociales y colectivos feministas se presentaron al Centro de Justicia de Chimalhuacán para colocar una estructura metálica, con la fotografía de ella y un resumen de su vida y muerte que servirá para honrar su memoria, pero también para exhibir las omisiones que cometieron las autoridades judiciales con el caso.

Cruces de color rosa, flores que formaron la frase "Justicia para Diana" y lonas con la imagen de la víctima en la que se clamaba la misma demanda, fueron colocadas a la entrada del Centro de Justicia de Chimalhuacán.

Al lugar también se presentaron representantes de la Comisión de Derechos del Estado de México para evitar que el memorial de Diana fuera destruido por las autoridades estatales.

Por unos minutos los seres queridos de la joven y los activistas que los acompañaron bloquearon la avenida Nezahualcóyotl, donde se ubican las instalaciones pertenecientes a la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, para exigir que saliera un funcionario de la corporación.

Más tarde se presentó uno de los representantes del Centro de Justicia de Chimalhuacán, quien se comprometió a que el memorial de Diana no sería quitado del sitio donde fue fijado con tornillos.

Hasta el momento han sido colocados tres memoriales en el Estado de México, dos de ellos en el centro de Toluca de víctimas de feminicidio.

Hay una lista de 35 memoriales que se colocarán en distintos puntos del país de mujeres que han muerto de manera violenta y son solicitudes de las propias familias, dijo Malú García, activista de la agrupación "Si no están ellas no estamos todas".

Los próximos que se instalarán serán en Playa del Carmen, Coahuila, Ciudad de México y Estado de México.