No habrá dedazo para elegir a dirigente de Morena: Tomás Pliego

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 25 (EL UNIVERSAL).- "No hay cheque en blanco para nadie" ni habrá 'dedazo' en la elección de este domingo para renovar la dirigencia de Morena en la Ciudad de México, aseguró el presidente de este instituto político en la capital del país, Tomas Pliego.

A pregunta expresa sobre algunos nombres que suenan para tomar las riendas del partido y que pareciera que ya está todo acordado o un "dedazo", precisó que la elección será hasta el domingo y no antes.

"Todas esas prácticas (dedazo) que llama nuestro presidente lacras de la política, han sido desterradas de Morena, hemos tenido dos congresos nacionales ordinarios, este es el tercero, y está en nuestros estatutos que todas estas prácticas están prohibidas, así lo veo, así lo siento y estoy convencido de que así debe ser", comentó.

Y añadió: "Vamos a ver cuántos registros hay, quiénes compiten y que resultado hay. Hay compañeros que quieren, pero deben tener claro que no tienen un cheque en blanco y que el día que se va a elegir al nuevo presidente o presidenta, secretaria o secretario, es el domingo 28 y no antes".

De igual forma, descartó que, tras la publicación oficial de las listas de consejeros nacionales y estatales de Morena, vayan a existir tribus dentro del partido, a pesar de que grupos políticos tomen fuerza, como en Venustiano Carranza con los hermanos Moreno.

"No hay en ninguna alcaldía, incluida Venustiano Carranza, un equipo monolítico. Hay integrantes de todas las corrientes de pensamiento de Morena: de los fundadores, de los que vienen del PRD, de los que nunca militaron en el PRD militan por primera vez en Morena; no hay en Morena eso (tribus) y si llegara a darse un riesgo, la Comisión Nacional actuaría como lo ha hecho siempre", aseveró Tomás Pliego.

Asimismo, afirmó que el partido está unido y llega al Congreso trabajando de manera cercana a la ciudadanía. "Tenemos que estar unidos, viendo hacia adelante con altura de miras, dejando de lado intereses personales por el bien del Movimiento, hoy Morena en la Ciudad de México está fuerte, gracias al trabajo territorial".

Reto de la nueva dirigencia. El dirigente de Morena indicó el reto de la nueva presidencia será mantener la cercanía con la ciudadanía y seguir con el trabajo territorial, tocando puerta por puerta y casa por casa.

"Esa es la tarea principal de Morena mantenerse cerca de los ciudadanos para que no pase lo que pasó en 2019 y 2020, cuando se descuidó a la militancia y nos alejamos de la población", abundó.