"Decreto que prohíbe glifosato enfrenta 28 amparos", detalla informe

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 25 (EL UNIVERSAL).- Las secretarías de Medio Ambiente y de Agricultura, así como el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), afirman que es posible prescindir del glifosato como herbicida, para evitar daños a la salud humana, al ambiente y a la producción de alimentos.

En un Informe de Avances para el cumplimiento del decreto sobre glifosato, a 20 meses de su entrada en vigor, enviado a la Secretaría de Gobernación y al Senado, dichas dependencias destacaron que se han interpuesto 28 solicitudes de amparos en su contra, de los cuales 17 han sido resueltos y 11 siguen pendientes de desahogar.

"Entre los promoventes destacan Monsanto Comercial y Semillas SA de CV, Agro Productos Monsanto S de RL de CV y Agricultura Nacional SA de CV.

"Se han resuelto 17, de los cuales 16 se han sobreseído, tres de ellos firmes y uno se concedió el amparo. No obstante, actualmente se encuentran 14 en recurso y 11 están en trámite sin resolución", detalla el informe.

Destaca que el gobierno federal, a través de las dependencias de la Administración Pública Federal, trabaja de manera coordinada para garantizar la efectiva aplicación del Decreto, publicado el 31 de diciembre de 2020, y para hacer valer el derecho a un medio ambiente sano "por encima de cualquier interés económico neoliberal".

"Para lograr prescindir gradualmente del uso del glifosato existen ya múltiples opciones de control de arvenses en nuestro país que se aplican en diversas condiciones. Muchas de ellas son producto tanto el enorme legado agrícola mesoamericano como de nuevas investigaciones agronómicas, que han propuesto soluciones agroecológicas y de agricultura orgánica, tanto en México como en el resto del mundo.

"En México, actualmente es posible y económicamente viable controlar adecuadamente las plantas arvenses sin usar glifosato en distintos cultivos y escalas de producción. Esto mediante prácticas de manejo de las arvenses, que forman parte de estrategias agrícolas integrales diseñadas para evitar daños a la salud humana al ambiente y a la producción de alimentos", enfatiza el informe.

El documento sostiene que al cabo de 20 meses desde la entrada en vigor del Decreto, el gobierno federal ha avanzado con constancia en la implementación de acciones coordinadas que coadyuven no sólo a la reducción gradual del glifosato, para lograr su eliminación total en 2024, sino más allá, para alcanzar una verdadera transformación agroecológica que garantice la seguridad y soberanía alimentaria del país, libre de agroquímicos y por el derecho a un medio ambiente sano.