En declive, 40 por ciento de las aves migratorias en España

Madrid, 9 May (Notimex).- El 40 por ciento de las 200 especies de aves migratorias presentes en España muestran "signos evidentes de declive”, afirmó el presidente del Grupo de Anillamiento Tumbabuey, Pablo Ortega.

Con motivo del Día Mundial de las Aves Migratorias, que se conmemora por partida doble cada año -el segundo sábado de mayo y el primer domingo de octubre- el experto señaló que se trata de un "fenómeno en constante desarrollo", motivo por el que "debemos prestar atención para cuidar de estas aves todos los días del año".

Asimismo, indicó que el periplo de ida y vuelta de estas maratonianas del aire "comienza en el mes de diciembre con el viaje de la cigüeña" en busca de un clima más benévolo para pasar el invierno y termina con "la migración prenupcial de los buitres en el mes de junio".

De acuerdo con estimaciones de esta organización conservacionista afincada en el Campo de Gibraltar, en la ciudad española de Cádiz, cada año más de un millón de aves cruzan el Estrecho, de las cuales 450 mil son especies planeadoras, como los buitres o los milanos, mientras que el resto de ejemplares que cubren los 14.5 kilómetros que separan Europa de África son pájaros más pequeños, como los paseriformes.

Sin embargo, Ortega explicó que este abundante trasiego, que permite la observación de hasta 200 especies de aves migratorias, no oculta el hecho de que más del 40 por ciento de las mismas presenta signos evidentes de declive, provocado por la intensificación de las actividades humanas sobre la naturaleza, como el abuso de los productos químicos vinculados a la producción agrícola.

El especialista advirtió que la amenaza actual que padecen las aves "es prácticamente la misma que está sufriendo el medio natural en su conjunto", situación a la que se suma la desaparición de los humedales en España, 70 por ciento de los cuales se han extinguido en los últimos cien años, lo que ha despertado la preocupación de los conservacionistas.

Las zonas húmedas, precisó, no son solo un ecosistema "importantísimo" en la biología de las aves migratorias, ya que les sirve de refugio en sus viajes, sino que brindan al propio ser humano servicios ecosistémicos de "incalculable valor" ya que, de forma natural, regulan el ciclo hídrico y protegen de los efectos de la crisis climática, entre otros beneficios.

Ortega lamentó que la crisis sanitaria por COVID-19 impida a los ciudadanos a asistir "a uno de los mayores espectáculos de la naturaleza", pero recordó que España sigue siendo el país con mayor biodiversidad de Europa, lo que constituye un motivo más para "empaparse desde casa sobre lo que realmente significa un fenómeno como la migración" y así "comprender la importancia de conservar la naturaleza".

Esto, pues consideró que el Día Mundial de las Aves Migratorias constituye "una excusa inmejorable" para apostarse en alguna ventana y tomar nota desde casa de las distintas especies insectívoras migratorias que "ya han llegado esta primavera a las ciudades" y hasta divisar vencejos, abejarucos o golondrinas.

-Fin de nota-

NTX/ILI/ACP