Declaran el fin del "califato" de Estado Islámico tras la pérdida de su último bastión en Siria

LA NACION

BAGHUZ, Siria.- Las fuerzas militares en Siria respaldadas por Estados Unidos anunciaron hoy que liberaron el último bastión de Estado Islámico en Siria y declararon así el fin del "califato" en Irak y en ese país autoproclamado por el grupo a mediados de 2014.

La recuperación de la aldea de Baghuz, en el este de Siria, por parte de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) encabezadas por combatientes kurdos, representa un cierre a una cruenta batalla que se prolongó por varias semanas y en la que miles de personas huyeron del territorio y cientos murieron.

"Baghouz es libre y se ha logrado la victoria militar contra Daesh [EI en árabe]", tuiteó Mustafa Bali, un portavoz de las FDS.

Para celebrar la victoria, los combatientes de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), punta de lanza de la lucha antijihadista en Siria, izaron su bandera amarilla en la aldea de Baghuz, donde los extremistas opusieron resistencia hasta el final. Cerca del lugar de la batalla, hombres y mujeres de esa fuerza, en las que predominan los kurdos, bailaban la dabke, una danza tradicional.