La decisión que estuvo a punto de enterrar la carrera de Salma Hayek en Hollywood

Cine 54
·4  min de lectura

Hoy Desperado, el gran debut hollywoodiense de Robert Rodriguez –y una suerte de remake a lo grande de su cinta indie El mariachi– nos resulta icónica e incuestionable por su magnífica elección de actores.

Y si hay alguien que destaca en la cinta más allá del magnético Antonio Banderas como protagonista, es una jovencísima Salma Hayek en el que fuera su primer papel en Hollywood… ¡que Cameron Diaz estuvo a punto de robarle!

La mexicana de 54 recuerda cómo el estudio quería que Cameron Diaz interpretase su papel en Desperado. (Imagen: Sony Pictures Releasing / New Line Cinema)
La mexicana de 54 recuerda cómo el estudio quería que Cameron Diaz interpretase su papel en Desperado. (Imagen: Sony Pictures Releasing / New Line Cinema)

En efecto, coincidiendo con el 25 aniversario de Desperado –que celebramos este año–, la mexicana de 54 años ha recordado el enorme reto que le supuso acceder al papel de la seductora librera Carolina.

En una entrevista con Elle, la nominada al Óscar a Mejor Actriz por Frida señala que, pese a haber gozado de cierta fama en su país de origen por protagonizar la telenovela Teresa, fue solo gracias a que Robert Rodriguez la vio casualmente por la tele que tuvo la oportunidad de dar el salto a Hollywood.

Y es que Hayek asistió al programa de Univision presentado por Paul Rodriguez, y allí declaró su deseo de contribuir a aumentar la representación latina en Hollywood. A su manifiesta pero arriesgada intención de dar el salto al país vecino, el presentador la recordaba que por entonces no era nada común que las actrices latinas aspirasen a papeles importantes. Pero Hayek no se achantaba:

Voy a cambiar eso. No es normal”, aseguró con rotundidad. Esa seguridad en sí misma, unida a su carisma y a su atractivo fue lo que animó a Rodriguez a escogerla para interpretar el papel de Carolina.

Pero las cosas en Hollywood nunca son tan fáciles, y Columbia Pictures, el estudio propiedad de Sony que financiaba el proyecto de Desperado, no compartía la convicción del cineasta y obligó a Hayek a superar un arduo proceso de pruebas junto con otras muchas actrices latinas.

Recuerdo que Cameron Diaz era muy popular entonces, y su apellido era Diaz, por lo que dijeron que podía ser mexicana”, asegura Hayek. “Ella estaba en la lista, y yo tuve que volver a hacer la prueba… Te lo digo, el estudio quería a Cameron Diaz haciendo de mexicana”.

Hay que tener en cuenta que Diaz, que llevaba trabajando como modelo desde la adolescencia, había captado el interés de todo el mundo con su primera película, La máscara (1994). La cinta protagonizada por Jim Carrey convirtió a la californiana en sex symbol de la noche a la mañana, por lo que no es de extrañar que los estudios se rifaran su fichaje para nuevas producciones. Pero… ¿Cameron Diaz haciendo de mexicana?

Aunque es cierto que la familia paterna de Diaz es cubana (más concretamente, desciende de españoles que emigraron a Cuba), la vinculación de Diaz con el mundo latino va poco más allá de su apellido. Eso sí, esto parecía más que suficiente para el estudio… ¡Cómo han cambiado las cosas para bien!

Pese a todo, Hayek considera que haber logrado participar y superar las pruebas para el papel de Carolina ya supuso una conquista para los latinos en el Hollywood de entonces –cuya situación no era en absoluto privilegiada, sino todo lo contrario.

Como muestra de esto último, así recuerda Hayek el proceso de casting para La casa de los espíritus –la adaptación de 1993 de la novela de Isabel Allende–:

Imploré por un casting. Ni siquiera querían hacerme una prueba”, asegura. “Era como: “Solo escuchadme decir los diálogos”. Y eso que era para un papel de latina”.

No contrataban a latinos para papeles de latino. No contrataban a latinos, en general –a menos que fuese como doncella o prostituta. Y ese papel no era doncella ni prostituta”.

Por fortuna, en última instancia Rodriguez logró demostrar que su olfato era acertado y que Hayek reunía todas las condiciones no solo para clavar el papel, sino para emerger como superestrella latina.

Más historias que te pueden interesar: