La decisión de México de suspender la cumbre de la Alianza del Pacífico, ‘¿un capricho?’

- Mexican Presidency/AFP/Archivos

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, informó este martes que la cumbre de la Alianza del Pacífico, prevista para esta semana en su país, se suspendió debido a que el Congreso peruano no autorizó la asistencia del mandatario Pedro Castillo. Para el politólogo Carlos Ronzón, se trata de una decisión ideológica del mandatario en defensa de sus “amigos”.

El presidente de Perú, Pedro Castillo, dijo el martes que está dispuesto a acoger la cumbre de la Alianza del Pacífico, como sugirió su homólogo mexicano, Andrés Manuel López Obrador, luego de que este suspendiera la cita del próximo viernes en su país, por la negativa del Congreso peruano de autorizar la asistencia de su mandatario al encuentro regional, ya que actualmente es investigado por presunta corrupción.

Perú debe recibir la presidencia pro témpore del colectivo, que ejercerá por un año a partir del 1° de enero de 2023. La ausencia de Castillo impide esa entrega del mando, según López Obrador, lo que estima justifica su cancelación.

“Es un mensaje negativo de parte de México porque si bien le preocupa su amigo, el presidente de Perú, es una grosería para todos los demás países que sí han confirmado que sí van a venir”, sostiene Carlos Ronzón, analista político en el estado de Veracruz. “Iba a ser además la primera vez que su gobierno sería sede de un evento internacional que para atender el asunto de la cuenca del Pacífico”, recalca.

La Alianza del Pacífico (AP) nació en 2011 para la integración regional. Actualmente la integran cuatro países: Chile, Colombia, México y Perú, unidos, reúnen el 40 % del Producto Interno Bruto de América Latina.


Leer más sobre RFI Español